Cuando víctima y victimario son la misma persona

08 - Noviembre - 17

Según un estudio de Florida Atlantic University, uno de cada 20 adolescentes en Estados Unidos se estaría atacando a sí mismo a través de redes sociales. Un problema que está en crecimiento.

Ciberacoso

Una preocupante nueva forma de matoneo a través de internet ha surgido: el ‘auto ciberbullying’. En este, los jóvenes realizan ataques violentos, sistemáticos y anónimos contra ellos a través de las principales redes sociales, como una forma de llamar la atención sobre sus problemas particulares. 

De acuerdo con una investigación adelantada por Florida Atlantic University, en Baton Rouge (Estados Unidos), uno de cada 20 estudiantes de secundaria y primeros años de universidad han realizado actividades en que atentan contra ellos mismos en línea.

"La idea de que alguien hiciera ‘auto ciberbullying’ nos llamó la atención tras el trágico suicidio de Hannah Smith en 2013. La joven de 14 años decidió quitarse la vida semanas después de que ella misma se enviara anónimamente mensajes hirientes en una reconocida red social", dijo Sameer Hinduja, autor del estudio y profesor de la Facultad de Criminología y Justicia Penal de la FAU, en un comunicado.

Para la investigación, los expertos tomaron una muestra representativa a nivel nacional de 5.593 estudiantes de primaria y secundaria, con edades entre 12 y 17 años. La idea era averiguar cuántos jóvenes habían atentado contra ellos mismos en medios digitales, así como descubrir sus motivaciones para tal comportamiento. 

Los resultados del estudio muestran que casi el 6% dijo haber publicado cosas hirientes contra ellos mismos en línea. Más de la mitad de este grupo (51,3%) dijo haberlo hecho solo una vez; alrededor de un tercio (35,5%) lo hizo algunas veces, y el 13,2% lo ha hecho muchas veces.

Los niños participaron más de este comportamiento (7%) frente a las niñas (5%). Sin embargo, las razones detrás de estas actividades variaron dramáticamente. 

Mientras los niños describieron su comportamiento como una broma y una forma para llamar la atención, las jóvenes dijeron hacerlo porque estaban deprimidas o lastimadas sicológicamente. Este hallazgo es especialmente preocupante para los investigadores, pues existe mayor posibilidad de que este comportamiento entre las niñas conduzca al intento o al suicidio consumado.

Para determinar las motivaciones detrás del comportamiento, los investigadores incluyeron una pregunta abierta en la que pidieron a los encuestados que les dijeran por qué se habían autolesionado. La mayoría de los comentarios se centraron en temas como: odio a sí mismo, búsqueda de atención, síntomas depresivos, sentirse suicida, ser gracioso, y para ver la reacción de otros. 

Con información de: 

Información relacionada