Por un lenguaje más incluyente

18 - Agosto - 17

A través de la Guía de Luxemburgo, diferentes organizaciones proponen utilizar nuevos términos para definir delitos en línea. Estos son algunos de ellos.

Abuso Sexual

A comienzos del año, las organizaciones internacionales para protección del abuso sexual infantil End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children for Sexual Purposes (ECPAT Internacional) presentaron la Guía de Luxemburgo, un manual de términos para protección de niñas, niños y adolescentes contra la explotación y el abuso sexual.

En esta, propusieron ‘modernizar’ el lenguaje con el cual se hace referencia a diversos delitos que se realizan en internet para evitar impresiciones que solo ayuden a revictimizar a quienes los han sufrido o a confundir al público en general. 

Estas son algunos de esos nuevos términos y definiciones que propone la Guía de Luxemburgo y que han aceptados por los diferentes organismos de investigación y protección de niños en Colombia: 

Ahora se dice: ‘Material de abuso sexual infantil’
Todas las imágenes y los videos que muestran a niñas o niños en situaciones sexuales son prueba de que existió un delito. El término ‘pornografía’ solo puede usarse para actos consensuados entre personas adultas. 

Ahora se dice: ‘Explotación sexual de menores de edad en viajes y turismo'
No existe el ‘turismo sexual’, sino eventos ilegales en que se abusa sexualmente de niñas, niños y adolescentes.  

Ahora se dice: ‘Explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en línea’
El abuso sexual de menores de 18 años también puede producirse de forma virtual y distribuirse mediante dispositivos y plataformas tecnológicas que usen internet. 

Ahora se dice: ‘Abuso sexual de niñas, niños y adolescentes’
El derecho internacional protege a los menores de 18 años de todas las formas de explotación sexual, sin importar si hubo consentimiento. No existe la ‘prostitución voluntaria’ en niñas, niños y adolescentes. 

Ahora se dice: ‘Víctima de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes’
Todos los menores de 18 años que se enfrentan a situaciones sexuales son víctimas de un delito. El término ‘trabajador sexual’ solo puede usarse para adultos que ejercen este oficio, de forma consciente.  

Ahora se dice: ‘Menores de 18 años o Menores de edad’
Cuando solo se dice ‘menores’ puede darse a entender que las niñas, los niños y los adolescentes son incapaces o son ‘menos’ que un adulto. 

Información relacionada