Website Security Test

Selfie es usada como prueba para resolver un asesinato

21 - Febrero - 18

Tras varios años de investigación, la policía canadiense resolvió el asesinato de una joven de 18 años, gracias a una fotografía que se tomó varias horas antes de su muerte.

Redes sociales

En marzo de 2015, Brittney Gargol apareció muerta en Saskatoon, una población en el centro de Canadá. Según el diario español El País, la joven de 18 años apareció estrangulada con un cinturón, que había sido dejado al lado de su cuerpo. 

De acuerdo con Cheyene Rose Antoine, su mejor amiga, ambas estuvieron en una fiesta, en varios bares y finalmente se despidieron. Gargol se fue con un muchacho que recién había conocido, mientras que Antoine decidió marcharse a la casa de un tío. Fue la última vez que dijo haberla visto. De hecho, el último mensaje que aparecía en el perfil de Facebook de Gargol era de su amiga: “¿Dónde estás? No he sabido nada de ti. Espero que hayas llegado bien a casa”. 

Ante la imposibilidad de confirmar su versión, los investigadores de la policía canadiense decidieron revisar las redes sociales de las dos jóvenes. Allí encontraron una pista clave para resolver el crímen: antes de irse de rumba, las dos amigas se hicieron una selfie, en la cual se veía claramente que Antoine llevaba puesto el cinturón encontrado junto al cadaver de su amiga. 

Tras esta pista, la joven decidió confesar que ambas habían bebido, se habían drogado y, tras una acalorada discusión, estranguló a Gargol con el cinturón, aunque no recordaba lo ocurrido. 

A comienzo de este mes, Antoine fue condenada por asesinato involuntario a siete años de cárcel, gracias a un selfie. 

Con información de: 

- Una joven, condenada por el asesinato de su mejor amiga gracias a un ‘selfie’, en el diario El País

- 7-year sentence for Gargol killer in case with Facebook selfie evidence, en CBC News

 

Información relacionada