¿Qué es vamping y cómo evitarlo?

10 - Mayo - 18

Si trasnocha por estar chateando o navegando por internet, cuando ya está acostado en su cama, podría tener este problema.

Ciberdependencia
Cuenta la literatura que los vampiros son unos extraños seres que no pueden recibir la luz del sol, por lo que deben realizan todas sus actividades cotidianas en las penumbras de la noche: desde socializar con otros vampiros hasta encontrar víctimas y planear fechorías. 
 
En el mundo digital, los ‘vampiros’ son personajes que optan por acortar sus horas de sueño, para navegar por internet y chatear con sus amigos desde sus celulares. De hecho, según The Windows Club, el término ‘vamping’ proviene de las palabras en inglés para ‘acampar de forma virtual’ (virtual camping): los usuarios revisan sus dispositivos debajo de las cobijas, para lo cual forman una especie de tienda de campaña. 
 
Quienes más realizan esta actividad son los adolescentes, a quienes la falta de sueño puede pasarles factura y hacerlos vulnerables a diferentes trastornos como debilidad física, incapacidad para concentrarse e incluso la depresión.  
 
A esto se suma el hecho de que el vamping es secreto. Los adolescentes no quieren que sus padres sepan que están despiertos, por lo que apagan las luces. Esto los expone directamente a la luz de las pantallas que puede causar cansancio ocular que, con el tiempo, puede generar problemas más serios en la visión. 
 
¿Cómo evitarlo?
  • Los padres deben poner horarios estrictos, mientras los niños aprenden a usar teléfonos, computadores y tabletas digitales, de forma moderada.
  • Adquirir aplicaciones de control parental, les permitirá conocer los hábitos de uso y ayudará a vigilar riesgos potenciales, como ciberacoso o ciberabuso. 
  • Hay que sacar los dispositivos digitales de las habitaciones al momento de dormir. Compre relojes despertadores comunes y corrientes, para no tener que usar las alarmas de los teléfonos. 
  • Los padres deben usar el ejemplo: si quieren que sus hijos se acostumbren a dormir a las 9 de la noche, intente seguir esas mismas normas. Nunca sea un vampiro, si no quiere que sus hijos lo sean. 
  • Hable con los ‘vampiros’. Explíqueles a sus hijos los problemas que pueden tener y por qué es mejor utilizar los teléfonos con moderación. 
 
Información relacionada