Website Security Test

¿Qué es infodemia y desinfomedia? MinTIC le explica cómo adquirir hábitos de navegación segura

03 - Noviembre - 20
#BuenaOnda

En el marco de la Semana Mundial de la Alfabetización Mediática e Informacional de la UNESCO, el Ministerio TIC se une a esta iniciativa como parte de su compromiso de incentivar la navegación segura y la apropiación responsable en los colombianos

  • En el marco de la contingencia mundial por la pandemia de Covid-19, nace un nuevo riesgo en línea: infodemia y desinfomedia. La UNESCO presentó una guía sobre estos conceptos para combatirlos, evitando la viralización de contenidos falsos y el exceso en la exposición de la información.
  • El Ministerio TIC, desde el programa En TIC Confío, incentiva a los ciudadanos a seleccionar, en Internet, información confiable como mecanismo de prevención de riesgos en línea y para el aprovechamiento de sus beneficios.

La pandemia que azota al mundo por la propagación del nuevo coronavirus (Covid -19) dejó a la vista un sin número de problemáticas sociales que han afectado, entre otras cosas, los procesos de comunicación e interacción digital. La proliferación de información falsa o sin fundamento teórico en torno al cuidado frente al virus, las acciones de investigación y las medidas de contingencia fueron uno de los principales obstáculos para la correcta comunicación durante el aislamiento social.

Frente a esta problemática, organizaciones como la UNESCO han generado procesos de sensibilización sobre los nuevos riesgos en línea identificados como infodemia y desinfodemia, con el ánimo de mitigar la viralización de contenidos falsos y encauzar las búsquedas a fuentes oficiales.

La infodemia se reconoce como la cantidad excesiva de información (correcta o incorrecta) que dificulta la búsqueda de fuentes confiables y orientación veraz frente a una temática en particular. En este contexto, la desinfodemia es la información falsa o incorrecta que circula en Internet con el propósito deliberado de engañar. Los dos términos tienen origen en la unión entre la palabra información y la palabra epidemia. Se relaciona con conceptos similares como fake news, refiriéndose a la exposición y cantidad intensificada de información, en su gran mayoría de procedencia dudosa.

Según la PAHO (Organización Panamericana de la Salud) estas situaciones pueden afectar la salud mental, dado que, en el caso de la pandemia actual, las búsquedas relacionadas con el Covid-19 se dispararon entre un 50 y 70 % en todas las generaciones, causando situaciones de estrés y ansiedad dado el impacto de noticias falsas sobre las consecuencias de la actual pandemia.

“Las noticias falsas, como nunca, impactaron el imaginario de la población y esto porque la pandemia es una situación desconocida para todos. Pero el deber de los medios, justamente, es entregar información calificada y eso hemos intentado hacer, luchando contra el ruido que se generan en otros espacios”. Sin embargo, esta situación se había presentado en otros escenarios afectando a la población en situaciones democráticas, civiles y comerciales”, indicó Ronny Suárez, subeditor de la Unidad de Salud del diario El Tiempo.

La UNESCO recomienda tener especial cuidado con cuatro formas comunes en las que se presenta la desinfodemia:

  1. Narraciones y memes emotivos En las que se suelen combinar lenguaje emotivo, información falsa o incompleta, opiniones y elementos de la verdad.
  2. Sitios web e identidades inventadas Incluye fuentes falsas, datos manipulados o fuera de contexto, y sitios web suplantados de entidades de gobierno o de empresa privada.
  3. Imágenes y videos fraudulentamente alterados, inventados y descontextualizados Son utilizados para crear confusión, desconfianza y/o evocar emociones fuertes mediante memes virales o historias falsas.
  4. Infiltración y campañas de desinformación planificadas Para sembrar la discordia en las comunidades en línea.

Combinando estas recomendaciones se pueden formar dinámicas de selección de información confiable. Desde el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) se crean programas como En TIC Confío, con el propósito de incentivar la navegación segura y el aprovechamiento de los beneficios que el internet ofrece, partiendo de la prevención de los riesgos en línea.

Crear y compartir información falsa es uno de los riesgos en los que se puede caer en línea, por eso, desde el MinTIC se incentiva tanto a los niños, niñas y adolescentes como a sus familias a:

  • Consultar fuentes confiables.
  • Revisar las fechas de publicación de los contenidos.
  • Abstenerse de compartir sin tener claridad de la fuente de la información.
  • Monitorear y establecer el tiempo que se dedicará para hacer consultas en línea.