Website Security Test

Inicio

Pro-Ana: sitios virtuales que arriesgan vidas reales

17 - Febrero - 16
Prevención

A pesar del riesgo de muerte que representa sufrir anorexia y bulimia, cada vez hay más sitios web que promueven estos desordenes alimenticios. En esto consisten.

Internet es un medio propicio para educar a las personas acerca de los graves problemas que traen desordenes alimenticios, como la anorexia y la bulimia. Cientos de sitios web ayudan a dar respuesta a muchos de los mitos que rodean a estas enfermedades y brindan apoyo a quienes la sufren por algún motivo. 

Gracias a la red, las víctimas y sus familiares pueden encontrar el consejo de especialistas que les ayuden a superarlos. Entre otros sitios que brinda este apoyo están: 

La anorexia es un desorden emocional que se caracteriza por el miedo a ganar peso y por un deseo obsesivo de permanecer delgado al dejar de comer, mientras que la bulimia se trata de un deseo obsesivo por perder peso a través de vómito autoinfligido. 
 
A pesar del carácter educativo de Internet, también han surgido sitios web que contribuyen en la aparición de estas enfermedades en niños y adolescentes, a partir de una imagen distorsionada de la salud y el cuerpo humano. Estas páginas de internet –que incluyen blogs y foros de mensajes– se conocen como ‘Pro-Ana’ y básicamente  promueven un estilo de vida que gira alrededor de la obsesión patológica y la necesidad de estar muy delgado. 

Las comunidades Pro-Ana no buscan que sus usuarios se recuperen de la anorexia. En su lugar, estos grupos anónimos apoyan esos comportamientos alimenticios dañinos que han convertido a la anorexia en uno de las mayores causas de muerte entre las jóvenes.  En este caso, venden una idea distorsionada de belleza, a la que relacionan con una delgadez extrema. 

Según un reporte del sitio especializado WebMD, hasta el 20% de las personas que es diagnosticada con anorexia muere como causa de su debilitamiento general. Como esta enfermedad usualmente aparece en la adolescencia –cuando las niñas aún están en desarrollo–, los huesos son la primera parte afectada. La falta de nutrientes necesarios termina por generar una osteoporosis temprana e irreversible. 

Luego está el daño muscular que termina por afectar al corazón (que se achica y se vuelve muy débil).  De acuerdo con WebMD, cerca de la mitad de quienes sufren anorexia tienen un conteo bajo de glóbulos blancos y la tercera parte es anémica, con lo cual tienen sistemas inmunológicos débiles que pueden dejarlas vulnerables a infecciones.  

Los sitios web Pro-Ana (o Pro-Mia, en el caso de bulimia) se escudan bajo un falso apoyo a quienes sufren por este problema al que trata como una ‘opción de vida’ para seguir estimulando ese comportamiento a través de trucos, guías, concursos y recomendaciones. Junto a esto, hacen ver a la anorexia y la bulimia como condiciones ‘comunes’.    

Tristemente, estos sitios web no son ilegales, pues responden a la libertad de expresión generalizada. No obstante, las principales redes sociales han vetado la promoción de sitios Pro-Ana, al mostrar comportamientos auto destructivos como algo glamoroso y deseable.