Website Security Test

Piratería, el parche en el ojo de la industria del software

17 - Febrero - 16
Ciberseguridad

Aunque este fenómeno se ha reducido en Colombia, los daños que causa a la industria y a los usuarios siguen siendo considerables.

Si usted está orgulloso de tener las versiones más recientes de los programas más famosos del mercado, sin haber pagado un peso o después de pagar muy poco por ellas en alguna calle, tenga cuidado.

La piratería de software no solamente es un delito, sino que además existe una correlación muy alta entre el uso de programas ilegales o no licenciados, y el riesgo de sufrir ataques de programas malignos (malware), como virus. Así lo afirma el más reciente estudio de la Business Software Alliance (BSA), una entidad que defiende a la industria global del software ante los gobiernos y el mercado internacional.

Según la encuesta global publicada por BSA en mayo pasado, Colombia redujo su tasa de piratería en 5% entre los años 2009 y 2015, con lo cual pasó de 55 a 50%. Una cifra poco alentadora -a pesar de la reducción– si tenemos en cuenta que la mitad del software instalado en el país es ilegal. Aún así, Colombia es el segundo país menos pirata de América Latina en materia de software (el estudio no tiene en cuenta la piratería de música, películass y otros mercados). En cifras concretas, el valor de los programas ilegales instalados en Colombia durante el 2015 fue de 281 millones de dólares.

En el primer lugar de los países con menos piratería en la región se encuentra Brasil, con 47%. En el otro extremo del listado se encuentra Venezuela, con una tasa de piratería del 88%. El promedio de América Latina es de 55%.

El consolidado mundial muestra una mejora que la BSA califica como “marginal”: una reducción en el índice de piratería de 43 a 39%, que tiene como referencia los estudios de 2013 y 2015, respectivamente.  

“Además del enorme impacto financiero potencial ocasionado por los ataques cibernéticos, las empresas pueden sufrir un daño en su reputación y reducir la confianza de sus clientes”, asegura la BSA en cuanto a las consecuencias de usar software ilegal. 
 

El portal Informática hoy les recuerda a los usuarios que quien les vende software ilegal no puede darles soporte técnico. Además, ante la imposibilidad de registrar los programas legalmente, el usuario también perderá el acceso a actualizaciones, bien sean mejoras a la aplicación, correcciones de errores o parches de seguridad. 

Y aunque las campañas en contra del uso de software ilegal están orientadas principalmente al mercado corporativo, hay que recordar que los riesgos que se corren afectan por igual a empresas grandes, medianas, pequeñas, microempresas y usuarios individuales en sus hogares. 
Si quiere conocer el informe de la BSA, visite este enlace, donde también podrá descargar la versión en PDF