Nuevas tecnologías, aliadas de la igualdad de las mujeres

08 - Marzo - 18

Un estudio muestra que aquellos países donde las mujeres usan más internet y herramientas digitales están cerrando cada vez más rápido la brecha laboral de género. La tecnología es clave para alcanzar una sociedad más equitativa y civilizada.

Día de las Mujeres
La alfabetización digital contribuye a que los trabajadores administren mejor su tiempo, eleven su productividad y realicen sus actividades sin estar ‘amarrados’ a un espacio físico. En la medida en que integran herramientas electrónicas e internet  a sus labores, mujeres y hombres encuentran mayor flexibilidad para elevar su calidad de vida. 
 
Pero ahora, las nuevas tecnologías están mostrando un valor mucho más alto para la sociedad, al acelerar la igualdad de géneros en los espacios laborales. “La fluidez digital, entendida como la medida en que las personas adoptan y utilizan tecnologías digitales para estar más informadas, conectadas y eficaces, está ayudando a cerrar la brecha de género y a nivelar el campo de juego para las mujeres en el trabajo”, dice un estudio presentado por la analista Accenture.
 
Según la investigación, los países donde las mujeres tienen mayor fluidez digital están cambiando su panorama de forma dramática. Al ritmo actual de adopción digital, las naciones desarrolladas probablemente no alcanzarán la igualdad de género en el lugar de trabajo hasta 2065 y las naciones en desarrollo hasta 2100. “Si los gobiernos y las empresas duplican el ritmo en que las mujeres se convierten en usuarias frecuentes de tecnología, alcanzaremos esa igualdad de género para 2040 en las naciones desarrolladas y para 2060 en los países en desarrollo”, dice.
 
Por ejemplo, en Estados Unidos –que obtuvo el puntaje general más alto en el estudio–la brecha de género es una de las más pequeñas. Aunque el país aún no alcanza una verdadera igualdad en el lugar de trabajo, gracias a la fluidez digital las mujeres estadounidenses han logrado un progreso significativo en la educación y el empleo.
 
La investigación también destaca que las mujeres alcanzaron niveles de educación más altos que los hombres en más de la mitad de los países estudiados. A esto se suma que la tasa de educación superior de las mujeres trabajadoras casi se ha duplicado en una generación: más de la mitad de las mujeres de la Generación X tienen un título universitario o superior, frente a solo el 27% de sus madres. 
 
La fluidez digital también ha tenido un impacto más positivo en la educación de las mujeres en los países en desarrollo que en los de primer mundo: más de dos tercios (68%) de las mujeres en los países en desarrollo, frente a menos de la mitad (44%) , dicen que internet es importante para su educación. 
 
“En resumen, las mujeres parecen estar aprovechando lo digital a través de su educación a un efecto mayor que los hombres. Nuestro análisis muestra que cuando los hombres y las mujeres tienen el mismo nivel de fluidez digital, las mujeres han logrado una mayor tasa de educación”, concluye el estudio.
 
Cabe señalar que la investigación de Accenture se enfocó en tres aspectos fundamentales:
  • ¿Cómo las mujeres utilizan la educación para preparase para trabajar?
  • ¿Cómo ellas encuentran y conservan sus trabajos?
  • ¿Cómo ellas progresan en sus puestos de trabajo?
Para medir el progreso de las mujeres en la educación y la participación en el lugar de trabajo, la empresa tomó los datos del Banco Mundial sobre las tasas de inscripción de la educación y la participación laboral. La investigación muestra que las herramientas digitales ayudan a impulsar mejoras en estas áreas para las mujeres.
Información relacionada