Colegios podrán expulsar alumnos por uso indebido de redes sociales

12 - Julio - 18

La Corte Constitucional entregó la autonomía a las instituciones educativas para expulsar a los estudiantes que utilicen las redes sociales de forma indebida para abusar o acosar a sus compañeros de clase.

Ciberacoso

A través de una sentencia determinó que “El ejercicio de la libertad encuentra unos límites infranqueables en el respeto de los derechos ajenos”.

De esta forma, la Corte manifestó que los colegios tienen autonomía para aplicar su manual de convivencia cuando las acciones en medios digitales de un estudiante afecten la dignidad de otro estudiante. Eso sí, siempre garantizando el derecho al debido proceso de los abusadores. 

Esta sentencia hace parte de un caso que comenzó cuando, a través de engaños y amenazas, un adolescente de 13 años pidió a varias compañeras de clase que le compartieran fotografías íntimas a través de la aplicación Snapchat. Según les decía, esta aplicación borraba las fotos pocos segundos después, por lo que no podría compartirlas. 

Una vez recibía las imágenes, el joven utilizaba una aplicación para capturar imágenes de la pantalla del celular, por lo que tenía copias de todas las imágenes que recibía en Snapchat. Estas las compartía con otro de sus amigos, que a su vez las distribuía entre otros compañeros del curso por redes sociales. Al menos cuatro niñas fueron víctimas de este adolescente.

Tras conocer el caso, el colegio convocó al Comité de Convivencia Escolar para realizar un consejo disciplinario, que tomó la determinación de expulsar a los dos jóvenes, uno de los cuales instauró una acción de tutela, al sentir que se violaba su derecho a la educación. 

Tras una lucha jurídica –que al comienzo le dio la razón al adolescente–, la Corte Constitucional terminó dándole la razón al colegio y validando la expulsión por el mal uso de redes sociales.  Para el Tribunal, el colegio no violó el derecho fundamental a la educación del alumno por compartir en redes sociales fotografías íntimas de sus compañeras de clase sin su consentimiento, sino que protegió los derechos de las víctimas. 

Esta sentencia entrega un arma invaluable a las instituciones educativas para combatir el abuso y el acoso sexual al interior de las aulas de clase. Los manuales de convivencia ahora podrán imponer penas –incluso la expulsión– para aquellos alumnos que aprovechen sus redes sociales para abusar, insultar, engañar o acosar sexualmente a sus compañeros.  

Cabe señalar que en esta sentencia, la Corte Constitucional hizo un llamado a fortalecer la comunicación entre los profesores y los padres de familia, para prevenir y alertar a los estudiantes sobre los posibles riesgos que implica el uso inadecuado de las TIC. 

Información relacionada