¿Está muriendo Twitter?

20 - Octubre - 17

A pesar de elevar el número de caracteres que permite en sus mensajes, esta red social aún debe luchar contra el abuso, las redes de radicales y los mensajes basura, entre otras cosas, si quiere sobrevivir.

Redes sociales
Twitter es una plataformas de redes sociales más populares que existen en la actualidad. Con una base de más de 300 millones de usuarios activos en todo el mundo, ha logrado posicionarse como uno de los canales de comunicación favoritos en internet.  
 
Sin embargo, en los últimos años, ha comenzado a notar un leve decrecimiento de sus usuarios, que se traduce en una reducción de sus ingresos. 
 
La empresa ya está trabajando en solucionar los grandes reparos que encuentran sus afiliados, comenzando por el estricto límite de 140 caracteres para escribir mensajes. 
 
A partir de octubre pasado, decidió cambiar la característica principal de su servicio y ahora es posible escribir tuits de 280 caracteres. A esto se une la posibilidad –que existe desde hace varios meses– de agregar fotografías, videos y encuestas, entre otras clases de contenidos. 
 
Sin embargo, aún persisten algunos inconvenientes que ‘sacan corriendo’ a los actuales usuarios o mantienen alejados a un gran número de personas. Estos son algunos de los retos que tiene Twitter para sobrevivir en un mundo digital cada vez más veloz. 
 
1. Noticias falsas. La plataforma cuenta con verdaderos ejércitos de fanáticos –y de empresas privadas– que se dedican a difundir rumores para confundir a los ciudadanos e influenciar artificialmente su opinión sobre aspectos políticos o sociales. 
 
2. Ciberabuso. Twitter no ha podido controlar el crecimiento de cuentas que distribuyen material pornográfico –incluso de abuso sexual infantil–. Su tecnología, por el contrario, permite que estos personajes creen y automaticen cuentas para estas actividades fácilmente. 
 
3. Información basura. Similar a lo que sucede con el ciberabuso, están surgiendo cuentas dedicadas a enviar publicidad no solicitada a quienes escriben alguna palabra o numeral. Esto termina por aburrir a los usuarios, que se ven ‘bombardeados’ por esta información. 
 
4. Influenciadores sin influencia. Twitter suele recomendar tuits basados en su popularidad entre la comunidad (por ‘me gusta’ y comentarios que reciben). Esto ha ayudado a que surjan estrategias corruptas para elevar las cifras: crear cuentas falsas para apoyar los mensajes de alguna persona o redes de ‘influenciadores’ que solo cuentan con su propio apoyo. 
 
Por lo pronto, Twitter tiene mucho trabajo por hacer, más allá de ampliar el número de caracteres, si quiere sobrevivir.   
Información relacionada