Website Security Test

¿Es bueno el ‘Google para niños’?

16 - Febrero - 16

Kiddle es un nuevo motor de búsqueda en internet dirigido a niños, el cual se encarga de filtrar los contenidos inapropiados. Esta es nuestra evaluación.

Ciberacoso

Internet está lleno de contenidos inapropiados, que los niños pueden encontrar fácilmente al utilizar cualquier motor de búsqueda. Con solo poner una palabra que tenga doble sentido, los menores quedan expuestos a textos, fotos y videos de situaciones adultas o violentas que podrían confundirlos. 

Esto ha impulsado a personas alrededor del mundo a crear herramientas para evitar que sucedan estas situaciones. Un buen ejemplo es Kiddle (www.kiddle.co), un nuevo motor de búsqueda que ha sido llamado por algunos medios como ‘el Google para niños’. 

Primero, no nos equivoquemos. A pesar de su publicidad, este motor de búsqueda no hace parte de Google: es una organización totalmente diferente que utiliza la misma tecnología de esa compañía para filtrar los contenidos que considere ‘para adultos’. De allí que en su sitio pongan anuncien que sus contenidos son alimentados por editores y por la tecnología de búsquedas seguras del gigante tecnológico (Google safe search). 

Una vez se abre este sitio web, sorprende su diseño sencillo. Los resultados de las búsquedas tienen un mayor tamaño de letra para facilitar que los pequeños lean más fácilmente y cuentan con ilustraciones que ayudan a diferenciar entre los resultados. Estas fotos también brindan claves para que los niños más pequeños seleccionen los contenidos que quieren, sin tener que leer.

Según sus creadores, este sitio web no recolecta datos cuando alguien lo utiliza. Así garantiza la privacidad de los niños.

Ahora bien, Kiddle no es perfecto y, lastimosamente, presenta inconvenientes que aparecen desde la primera vez que se utiliza. 

Cada vez que alguien escribe una palabra que tiene connotaciones sexuales o violentas, el sitio web dirige al usuario hasta una página donde la imagen de un robot disgustado desaprueba esa búsqueda. 

El problema surge cuando bloquea incluso los usos adecuados para las palabras. Por ejemplo, los nombres de partes íntimas caen sin piedad bajo la censura, sin importar si están en un contexto educativo, como los sitios dedicados a educación sexual, por ejemplo. 

Por lo pronto, Kiddle no deja de ser una buena alternativa, en especial para los niños más pequeños que hasta ahora están aprendiendo a navegar.  

A favor
•    Kiddle se convierte en una opción para que los niños más pequeños no encuentren contenidos inapropiados, mediante palabras explicitas o juegos de palabras de doble sentido. 
•    Gracias a su diseño, similar a Google, no es difícil usarlo. 

En contra
•    Todo parece indicar que el navegador filtra todos aquellos términos que no entiende o que no están inscritos en su base de datos. 
•    Bloquea palabras que, si bien pueden tener una connotación violenta o sexual, también hacen parte de materias escolares como anatomía o matemáticas. Por ejemplo, útero.  

 

 

Información relacionada