Website Security Test

Cosas que nunca se deben publicar en Facebook

16 - Febrero - 16

Cada quien es libre de compartir lo que quiera en su perfil de Facebook. No obstante, existen ciertos contenidos que es mejor no usar en la red social.

Ciberdependencia

Controlar los contenidos que se publican en Facebook es imposible. Cada persona tiene la libertad para compartir aquello que considere interesante para sus amigos, compañeros de trabajo o estudio, y todos los miembros de su familia. Así, la red es una gran herramienta para democratizar las ideas. 

Sin embargo, existen ciertos contenidos que debería pensar dos veces antes de ponerlos a disposición de todos sus seguidores, pues revelan mucha información de su vida y de su círculo social. Esto pasa especialmente si no conoce bien a sus contactos o si tiene dudas de que se traten de quienes dicen ser. 

A éstos se unen fotografías, videos y textos que simplemente pueden enfurecer a sus seguidores porque los consideran repetitivos, falsos, molestos o difamatorios. 

Algunos de estos contenidos son: 

1. Fotografías de niños desnudos 
Nada le parece más tierno a muchas abuelas y tías que poner las fotos de sus nietos o sobrinos muy pequeños mientras los están bañando o cambiando. Esas imágenes, apropiadas para algunos álbumes familiares, podrían ser utilizadas por catálogos para pederastas y pedófilos cuando llegan a Internet.

2. Mapas que muestren sus rutinas 
Gran cantidad de deportistas utilizan aplicaciones en sus teléfonos inteligentes que miden su rendimiento, siguen sus tiempos y plasman en mapas sus recorridos gracias al GPS. Estos gráficos pueden brindar una guía a los delincuentes sobre las horas en que permanece solo el hogar o los lugares que frecuenta una posible víctima.

3. Información sin confirmar o de sitios de dudosa reputación
Facebook se ha convertido en un arma para difamar y atacar a personas que tienen ideologías diferentes a través de sitios web falsos, que suelen ser creados con este fin en mente. Cuando quiera compartir esta clase de material, es mejor buscar otras fuentes de información mediante algún navegador web, para no caer en esa trampa. 

4. Cambiar las condiciones del servicio
Es fácil encontrar personas que publican en sus muros largas cartas en que no autorizan a Facebook a utilizar sus imágenes, su perfil o sus comentarios. Sin embargo, olvidan que para tener cuenta en Facebook primero aceptaron cumplir con condiciones de servicio que no pueden cambiar simplemente con poner esos textos en su muro. Para ver esas condiciones, dé clic aquí

5. Imágenes innecesarias de violencia 
Existen personas a las que les gusta publicar fotografías o videos de masacres, asesinatos, robos violentos o de atentados contra la integridad de mujeres, menores de edad o animales. Aunque a algunos puede moverlos la curiosidad, por lo general terminan molestando a la mayoría de usuarios que deben verlas cuando revisan sus propias actualizaciones. A esto se une que gran cantidad de menores de edad, aún impresionables, tienen perfil en esta red social.

6. Datos personales
Es increíble ver la cantidad de personas que inocentemente entregan sus datos personales sin saber quién los puede estar viendo o copiando. Por ejemplo, cuando entregan su número celular en los comentarios de algún amigo, cuentan abiertamente las indicaciones para llegar a su casa o publican documentos privados (como el certificado de votación o el pasabordo de algún vuelo internacional). 

7. Planes personales para el futuro
Una cosa es contar que se encuentra de vacaciones y publicar algunas fotos. Otra muy diferente es anunciar con días o semanas de anticipación que piensa viajar a alguna parte y por un periodo considerable de tiempo: esto solo pone en alerta a posibles delincuentes que podrán ‘planear’ la mejor forma para robarlo.  

Ahora es su turno: ¿Qué contenidos nunca compartiría en su Facebook?