Valores que urgen en la interacción web

2020-03-10

En momentos de tensión, hasta los espacios digitales se ven permeados por el lenguaje hostil, la sátira, la burla y el juicio, por lo que aspectos éticos deben incluirse cada vez más en el cotidiano de nuestro actuar digital


En momentos de tensión, hasta los espacios digitales se ven permeados por el lenguaje hostil, la sátira, la burla y el juicio, por lo que aspectos éticos deben incluirse cada vez más en el cotidiano de nuestro actuar digital. No sólo los crímenes en línea o los hechos de alto impacto deben llamar nuestra atención frente al correcto actuar en medios digitales, ya que desde una simple participación, un contenido compartido o un comentario, pueden generar una situación negativa para nuestra comunidad virtual si llevan un componente ofensivo. 

Es por ello que algunos valores que típicamente direccionan la vivencias del mundo fuera de la red, deben ser también un lineamiento para el relacionamiento y la difusión en los espacios digitales. De acuerdo con el profesor Luis Yáñez, de la Universidad Cooperativa de Colombia, valores tradicionales de la “ética informativa, tales como el respeto a la intimidad familiar y personal, derecho al honor y la buena imagen, derecho a la libertad de expresión, a la propiedad intelectual, entre otros.” pueden estar en detrimento por el impacto de la viralización. 

Así es como el respeto como valor fundamental toma vigencia, en cuanto a establecer los límites de lo público y lo privado, la tolerancia a la opinión diferente y, especialmente, el reconocimiento de las situaciones que enmarcan un hecho íntimo, lo que por tanto constituye una información sensible. El profesor Yánez, además, sustenta que “las redes sociales buscan “monetizar” y posicionar su modelo de negocio a través de la indexación de publicidad, incluso llegando a generar falsos escenarios, sustentados por el desarrollo de las “fake News”. 

Lo que nos lleva a pensar en otro de los valores  que debe fortalecerse en la interacción digital: la responsabilidad. Esta debe entender en el medio digital como sinónimo de compartir información con veracidad, de hacer un buen uso del lenguaje y de evaluar la pertinencia del contenido publicado. 

Así pues, hacerse unas simples preguntas puede ayudar a determinar si es un hecho digital es  ético o no, por ejemplo: ¿Estoy faltando a la privacidad de otros? o ¿No me molestaría si me lo hicieran a mí?

Al resolver estas cuestiones se establecen principios y valores que orientarán la participación digital a espacios de construcción en los que la responsabilidad y el respeto deben primar ante cualquier interés de divulgación o replica. Convirtiendo, cada vez más, el espacio de la web en territorio de convivencia digital y uso responsable de las tecnologías.