¿Cómo usar redes sociales cuando sucede una tragedia?

09 - Octubre - 17

Estas son algunas recomendaciones para usar sus redes sociales de forma responsable cuando suceden actos terroristas o desastres naturales. Ante todo, no difunda rumores ni chistes.

#PoderDigital

Todos los días suceden hechos trágicos y dolorosos que afectan a miles de personas alrededor del planeta. Desde desastres naturales, como huracanes, terremotos e inundaciones, hasta masacres y actos terroristas son cada vez más frecuentes en la agenda informativa de los medios. 

Las redes sociales cada vez más cumplen un papel crucial para informar a la comunidad de lo que está sucediendo y alertar a las autoridades para que acudan lo mejor preparadas para enfrentar estos hechos. Estas son algunas recomendaciones que pueden seguir los usuarios de estos servicios durante esos momentos: 

No haga bromas de estos hechos

Las situaciones trágicas no son un chiste. En estos casos, las redes sociales deben ayudar a movilizar a la comunidad para conseguir recursos y brindar apoyo a las posibles víctimas. También deben ser el punto de partida para que las servicios especializados atiendan a los heridos y rescaten a sobrevivientes. 

Cuando alguien realiza chistes de una tragedia simplemente la deshumaniza: convierte en caricatura un hecho donde hay gente afectada –heridas o muertas–.  

No replique información sin confirmar

Cuando se produce un hecho trágico, las redes sociales suelen llenarse de todo tipo de rumores y noticias que no tienen ningún fundamento. Los creadores de esta información suelen buscar excusas para atacar a sus opositores o burlarse de la facilidad en que las personas son engañadas, mediante fotos retocadas o noticias totalmente ridículas. 

En actos terroristas, las noticias falsas además pueden ayudar a sus perpetradores, al inculcar más miedo en la comunidad y desviar la atención de las autoridades mediante hipótesis descabelladas y sospechosos que no están relacionados. 

Lo mejor es nunca compartir información que no provenga de fuentes oficiales, como los bomberos, la Defensa Civil o la Policía. Así mismo, confirmar cualquier dato con medios de comunicación serios. 

No comparta imágenes que puedan herir susceptibilidades. 

Utilizar sus redes sociales para distribuir imágenes de personas que fueron asesinadas o que murieron durante un desastre natural solo sirve para alimentar el morbo de sus seguidores y para indignar a los familiares o amigos de quienes aparecen allí. En estos casos, lo mejor es no crear cadenas ni compartir este material censurable desde todo punto de vista. 

En el caso de actos terroristas, estas imágenes solo ayudan al perpetrador a alcanzar su objetivo de atemorizar a la población y llegar con su mensaje hasta el mayor número posible de personas. 

Eso sí, si usted tiene una fotografía o un video de un hecho violento del cual fue testigo, lo más lógico es entregar todo este material a las autoridades para ayudarles en sus investigaciones, antes que publicarlo en YouTube o Facebook. 

Reporte a los ‘buitres’ de la información

En redes sociales, existen verdaderos ‘buitres’ que utilizan el dolor de otras personas para impulsar sus carreras políticas o subir su número de seguidores. Estos seres comparten información falsa, chistes o imágenes violentas para acusar a sus detractores o impulsar sus propias y retorcidas ideas. 

Si detecta a esta clase de personas, lo mejor es denunciarla ante los canales de denuncia de las mismas redes sociales o ante las autoridades, si sus imágenes constituyen delitos, como distribuir imágenes de abuso sexual contra menores. 

Con información de: 

How To Post Social Media During A Tragedy, en la empresa Sabrina

How to Respond to Tragedy on Social Media, en la American Marketing Association

How to Use Social Media in the Wake of a Tragedy, en 60 second marketer

 

Información relacionada