Cómo enfrentar la adicción al smartphone

27 - Noviembre - 17

A pesar de sus ventajas, los teléfonos inteligentes se han convertido en una verdadera obsesión para muchas personas. Así puede enfrentar esa adicción.

Ciberdependencia
Más allá de mejorar la forma en que nos comunicamos, los teléfonos inteligentes se han convertido en extensiones digitales que ‘mejoran’ las características de sus usuarios. En sus bolsillos, las personas tienen una fuente inagotable de conocimiento, una forma de capturar momentos importantes de sus vidas y una agenda para almacenar todos sus contactos. 
 
Tristemente, esta característica también ha impulsado una verdadera adicción, donde sus propietarios se sienten perdidos cuando olvidan sus dispositivos en la casa. Estamos en una sociedad que depende de forma exagerada de sus equipos móviles. 
 
Estas son algunas recomendaciones para notar si usted es adicto a su teléfono inteligente y para ayudar a controlar su uso antes de que sea demasiado tarde: 
 
1. Controle el uso de su teléfono
El primer paso para acabar con un problema está en reconocer que existe. Para hacerlo, preste atención al número de veces en que mira su teléfono cada hora –para ver si tiene notificaciones, revisar redes sociales o consultar cualquier otra cosa–. En este caso, existe una aplicación llamada Checky, para Android y iPhone, que lleva esta cuenta por usted. 
 
2. Limite su teléfono a ciertas horas
Si es consciente de que tiene un problema de adicción a su teléfono, lo mejor es buscar momentos en el día para concentrarse en actividades que lo alejen del dispositivo. La idea es que con toda la intención, apague el aparato y disfrute de esas actividades. 
 
3. Desactive las notificaciones 
Nada peor para una adicción que poner una alarma que suene constantemente para recordarle que debe tomar esa sustancia que le hace daño. Eso hacen las notificaciones de aplicaciones como Facebook, Instagram o Twitter. Lo mejor es ir a los ajustes de las aplicaciones y desactivar sus alertas y notificaciones para no tener esa ‘necesidad’ de revisar su equipo. 
 
4. Busque las fuentes de su problema
Todo tiene una razón: si usted está revisando de forma compulsiva su teléfono quizás se debe a que está ‘enganchado’ a un videojuego, está esperando una respuesta urgente o está interesado en no perderse un segundo de la vida de sus amigos y conocidos en redes sociales. Intente descubrir qué lo hace mirar su equipo y encuentre la solución adecuada, como desinstalar la app, encontrar otras formas de entretenimiento en el mundo real o llamar a sus conocidos más seguido. 
 
Con información de: 
Información relacionada