¿Por qué los menores de edad deberían evitar el sexting?

11 - Septiembre - 18

Estas son algunas razones para evitarse problemas al realizar esta actividad antes de tiempo.

Ciberacoso

Gran cantidad de niños, niñas y adolescentes envían imágenes comprometedoras –donde aparecen desnudos o en actitudes sexuales–, pues desconocen algunas implicaciones que podrían tener o porque confían ciegamente en la tecnología. No obstante, existen problemas técnicos y jurídicos que es bueno tener en cuenta. 

  • Ninguna imagen está segura. Aunque quien recibe las imágenes sea de total confianza, existen miles de formas en que podría salir del dispositivo en que se almacena: un robo, un error involuntario de su dueño, una broma, la pérdida del equipo.
     
  • Las imágenes comprometedoras de niños son un delito. El Código Penal contempla penas de hasta 20 años de prisión para quienes distribuyan, produzcan o almacenen fotografías o videos de niños o niñas, que tengan una carga sexual y se consideren material de abuso sexual infantil. 
     
  • No existen razones para hacerlo. A pesar de la presión que pueda realizar el grupo con que se relacione, nadie tiene por qué ceder a chantajes para ganar aceptación. Estas condiciones solo ayudan a que  el sexting se vea como algo ‘natural’, lo que termina ayudando a la acción de acosadores. 
     
  • Nunca se sabe quién está detrás de un perfil. Ceder a solicitudes de esta índole, por parte de personas que se conocen sólo por internet es un riesgo enorme. Cualquier persona puede crear perfiles falsos en redes sociales para esconder sus intenciones reales. 
     
  • Es el origen de muchos delitos. Una imagen comprometedora en manos de un delincuente solo sirve para darle control sobre su vida: podrá usarla para realizar chantajes a cambio de relaciones sexuales o dinero, por ejemplo. 

 

Información relacionada