Website Security Test 

Internet, una herramienta de uso responsable

30 - Septiembre - 19

Ciberacoso
mintic

Los avances logrados con las tecnologías de la información y las comunicaciones son tal vez uno de los hitos más grandes de la ciencia y la innovación en esta era, no solo por el perfeccionamiento de los dispositivos electrónicos y sus alcances, sino además por el impacto en la forma de vida de los individuos que ha cambiado drásticamente gracias a ello. 


 

Los cambios en las formas cotidianas de comunicarse y acceder a la información en tiempo real pueden generar un uso excesivo, sin límites e incontrolado de las nuevas tecnologías, de acuerdo con el portal de Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, estos hábitos irresponsables “pueden producir, en personas vulnerables, un síndrome clínico con características similares a las conocidas “adicciones químicas” que interfiere en el desarrollo de las obligaciones de la vida diaria pudiendo complicarse con problemas: físicos, psicológicos y sociales en quienes lo padecen.”

 

La posibilidad de acceder a juegos de rol, videojuegos, redes sociales y sistemas de mensajería instantánea han alterado las formas de invertir el tiempo libre especialmente entre jóvenes y niños, por tanto es vital identificar las consecuencias negativas del uso indiscriminado de la conexión a la red. 

Según el texto “Abuso de Internet” publicado por la Universidad del País Vasco y la Fundación Codere, las consecuencias negativas de Internet se clasifican en cuatro categorías: 

 1. La adicción cibersexual

2. Las relaciones (virtuales) en Internet 

3. Compulsiones en la red (especialmente el juego en Internet, las compras por Internet o invertir en bolsa). 

 4. Sobrecarga de información

Con  el fin de prevenir comportamientos adictivos en internet, el Centro de Psicología NAHAR en España, ha propuesto acciones para prevenir o mitigar esta problemática, incluyendo cambios de rutina en la conexión a internet, promover actividades fuera de línea, planear periodos de abstinencia, generar metas de menor tiempo en línea, entre otras. 

En este contexto se han propuesto estudios exploratorios como el desarrollado por la Universidad del Centro de México, que indica que la población infantil aún no presenta resultados alarmantes en cuanto al uso o abuso de internet,  sin embargo “vale la pena enfatizar que los padres tienen que hacer una vigilancia más estricta cada vez que sus hijos están frente a un aparato tecnológico. La observación es fundamental para saber qué ven los niños y con quiénes se conectan, así como para regular las horas que pasan en Internet.”

 
Información relacionada