Website Security Test

Cibercondría: internet no reemplaza al médico

26 - Octubre - 18

Si cree que puede encontrar la causa de sus males físicos en internet, podría estar sufriendo este trastorno. En esto consiste.

Ciberdependencia
El cuerpo humano no es infalible. En ocasiones nos despertamos con dolores musculares, alguna molestia gástrica o malestares de los cual desconocemos su causa y que, por lo general, no son graves. Lastimosamente, antes de llamar a un profesional de la salud, hemos comenzado a confiar ciegamente en sitios web dedicados a temas médicos que, antes que calmarnos, abren la puerta a un crisol de enfermedades raras.   
 
Esa es la ‘cibercondría’, la versión digital de la hipocondría. Es el hábito de buscar y revisar obsesivamente sitios web dedicados a temas de salud, con el temor de padecer alguna de las enfermedades que describen, independientemente de la confiabilidad de la información o de los síntomas que se tienen.
 
Un estudio realizado por Microsoft en 2018 descubrió que cada vez que alguien se  autodiagnosticaba al utilizar herramientas web –como motores de búsqueda–, por lo  general concluía que sufría el peor resultado posible. 
 
Es decir que un dolor de cabeza se transforma de inmediato en la posibilidad de tener un tumor. Un malestar estomacal deja de ser una indigestión por comer mucho a altas horas de la noche y se convierte en una extraña bacteria que tuvo alguien en Burundí a comienzos del siglo XX. 
 
Sin duda, la hipocondría existía mucho antes de Internet. Pero las generaciones anteriores no tenían una manera de navegar por los sitios médicos a las tres de la mañana para investigar las millones de formas diferentes en que sus cuerpos podrían fallarles. 
 
“[Internet] puede exacerbar los sentimientos existentes de hipocondría y en algunos casos causar nuevas ansiedades. Porque hay mucha información médica por ahí, y parte de ella es real y valiosa, y parte es contradictoria”, dijo Larry Rosen, autor del libro iDisorder al sitio web TechHive.
 
Lo cierto es que para evitar sufrir de cibercondría solo existen dos recomendaciones
 
1. Si siente alguna molestia física que lo preocupa, llame o acuda a donde un profesional de la salud. Ningún sitio web puede reemplazar el diagnóstico que le dé un médico, basado en exámenes y consulta. 
 
2. No crea ciegamente en lo que encuentre en un sitio web: todo aquello que está en internet es cierto. Muchos portales especializados –incluso los más reconocidos– pueden exagerar en sus contenidos o generalizar en problemas muy específicos. 
Información relacionada