Website Security Test

Nueve hábitos digitales que lo ponen en riesgo

26 - Febrero - 18

Existen prácticas que muchas personas siguen en internet y que, inocentemente, ponen en peligro la seguridad de sus datos personales. Estos son algunos de ellos.

Ciberdependencia
Casi la mitad de los usuarios de internet en el mundo se ha enfrentado a una pérdida de datos personales. Según un estudio de la firma de seguridad informática Kaspersky Labs, a 47% de quienes han extraviado esos datos les sucedió a través de sus teléfonos inteligentes; a 52%, desde sus computadores personales, a 20%, desde tabletas digitales. 
 
Para la firma, la mayoría de estos incidentes pudieron evitarse si los involucrados hubieran puesto un poco más de cuidado a sus rutinas en línea. Tareas tan simples como consultar el correo electrónico en cualquier lugar hasta descargar aplicaciones que le recomiendan en redes sociales pueden transformarse en bombas de tiempo para su seguridad.   
 
Por esta razón, Kaspersky recomienda verificar si usted realiza alguno de estos nueve hábitos y lo invita a cambiar su conducta la próxima vez que los realice: 
 
1. Descargar cualquier aplicación. Antes de instalar en su teléfono inteligente o tableta alguna aplicación que parece maravillosa y creada para usted, recuerde que muchos de estos programas requieren de permisos –como acceder a la lista de sus contactos o enviar mensajes–. Lo mejor es confirmar que esas autorizaciones no incluyan cosas que puedan servir para violar su privacidad. Recuerde: al menos el 30% de las aplicaciones que descargas en tu celular nunca serán usadas. 
 
2. Ignorar las actualizaciones. Según Kaspersky Labs, el 99% de los computadores que utilizan el sistema operativo Windows son propensos a ser hackeados por vulnerabilidades de tan solo ocho aplicaciones, que incluyen navegadores web, reproductores multimedia y plugins de Flash. Estos fallos son monitoreados por hackers que los utilizan para robar datos de la mayor cantidad de usuarios posibles. Al instalar las actualizaciones, en realidad está poniendo ‘parches’ a esos hoyos por donde se pueden meter los cibercriminales.
 
3. No bloquear el computador. La mayoría de las personas sentadas frente a un monitor considera molesto y tardado el bloquear y desbloquear su equipo cada vez que se levanta del puesto de trabajo. De acuerdo con Kaspersky Lab, el 52% de estos usuarios ha experimentado perdida de datos.
 
4. Registrarse en sitios web con el usuario de redes sociales. Una de las formas más comunes para acceder a servicios exclusivos en gran cantidad de sitios web consiste en ‘Iniciar sesión con la cuenta de Facebook’. Si bien esto ahorra tiempo –pues el usuario no debe escribir sus datos personales–, el sitio consigue un acceso parcial a los datos de tu cuenta y, aunque sean datos públicos, podrán utilizarlos sin avisar a sus propietarios.
 
5. Hacer muchas cosas al mismo tiempo. Ser una persona multitask no siempre es algo bueno: además de afectar la concentración y productividad, hacer varias tareas a la vez también afecta la seguridad de aquellos usuarios que, con tantas distracciones en la pantalla, no se dan cuenta qué abren, dónde hacen clic o qué descargan desde los sitios web. 
 
6. Ser muy curioso. Quizás le haya pasado que, tras ver un titular muy llamativo, decide dar clic en él, sin saber a ciencia cierta qué encontrará al otro lado o quién está detrás de esa información. Tristemente, esta es una trampa que utilizan cibercriminales para instalar virus informáticos o transmitir noticias falsas.  
 
7. Aceptar términos de servicio sin leerlos. Tristemente, la gran mayoría de personas da clic al botón ‘Aceptar’ cuando se encuentran con los largos y complejos ‘términos e servicio’. Sea para leer algún artículo o descargar una película, los usuarios aceptan esos acuerdos sin saber que brindan acceso a sus cuentas, contactos, mensajes, llamadas y archivos almacenados. Lo mejor es tomarse algunos minutos para leer lo que va a aceptar.
 
8. Registrarte en todo. De todas las redes sociales y servicios en línea en que se ha inscrito, ¿cuántos consulta en realidad? Peor aún, ¿pone la misma contraseña en todos para no tener que aprenderse tantas claves? Lastimosamente, si una de esas cuentas sufre una fuga de información, el usuario entrega una puerta de acceso a toda su vida digital y a información valiosa como correo electrónico o número de teléfono. Recomendación: elimine aquellas cuentas que no utiliza.
 
9. Publicar todo lo que hace o le pasa. ¿Sabías que todo aquello que has publicado, desde alguna fotografía, hasta tu teléfono celular, jamás volverá a ser privado? Personas malintencionadas pueden utilizar esa información incluso para suplantar la identidad del usuario. De acuerdo con Kaspersky Lab, solo 7% de los usuarios de Internet no comparte información a través de sus redes, así que piénsalo dos veces y ya no formes parte del otro 93% que pone a disposición de Internet cualquier tipo de información.
Información relacionada