Un testimonio de vida para salvar vidas

16 - Febrero - 15

Ana María Chávez inspiró la creación de la fundación Annacha

Abuso Sexual
Un testimonio de vida para salvar vidas

Tras su asesinato a manos de dos criminales que conoció en Facebook, Ana María Chávez inspiró la creación de la fundación Annacha, una organización que recuerda los riesgos que afrontan niños y jóvenes cuando usan internet.

Para Juan Camilo Chávez concientizar a niños, jóvenes y adultos sobre el uso responsable de las redes sociales se volvió un compromiso personal tras soportar el dolor por la trágica muerte de su hermana, Ana María Chávez, el 17 de septiembre de 2009. Ella fue engañada por dos hombres que, haciéndose pasar por productores musicales, la contactaron por Facebook y luego la asesinaron para robarla.

Juan Camilo se puso en la tarea de seguir la pista de los asesinos, atar cabos y buscar en aquel sitio donde la Policía no había buscado: Facebook. A través del perfil de su hermana en esta red social descubrió que dos jóvenes la habían contactado recientemente; mediante engaños lograron que Ana María los aceptara en su perfil y les abriera la puerta de su hogar. Allí la asfixiaron, robaron sus pertenecías y huyeron con tranquilidad.

Al año siguiente de esta tragedia, a comienzos del año 2010, la familia de Ana María creó la fundación Annacha. Desde entonces Juan Camilo Chávez dicta talleres en colegios y universidades, para dar su testimonio y explicarles a jóvenes y niños cómo utilizar las redes sociales y qué riesgos enfrentan cuando las usan de forma irresponsable.

"Nosotros vamos inicialmente a cada entidad que conoce de nuestra labor y nos invita a hacer este ejercicio. También aprovechamos las redes sociales para difundir cualquier advertencia o peligro actual y para comunicarnos con los más de 15.000 seguidores de todas partes del mundo, que tenemos en las páginas de la Fundación Anacha de Facebook y Twitter", dice Chávez.

Juan Camilo Chávez, ahora presidente y vocero de la fundación, siente gran satisfacción de hablar con los asistentes al final de cada charla. "Me llaman los padres de familia me dicen que sus hijos no hacen sino regañarlos por estar usando Facebook, por tener personas que no conocen y están pendientes de todo lo que ellos publican", afirma.

Esta es una tarea que la familia Chávez Niño con ayuda de los voluntarios van a continuar pues su deseo es que esta experiencia se multiplique y llegue a toda la población que lo necesita. Su deseo es que se institucionalice una cátedra en los establecimientos educativas o por lo menos una conferencia cada 6 meses para que todos estén atentos a los nuevos riesgos.

www.facebook.com/fundacionANNACHA

Twitter: @fundaANNACHA