Todos podemos ser ‘troles’

05 - Mayo - 17

Una nueva investigación revela que hasta las personas más pacíficas pueden transformarse en acosadores en línea, sin aviso. Así sucede.

Ciberacoso

El comportamiento de los troles no sería una característica innata. Por el contrario, muchos de esos desagradables personajes que acosan, insultan y se burlan de otras personas en redes sociales podrían estar respondiendo a factores y situaciones que influyen en su personalidad. 

Una investigación de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) muestra que los usuarios adoptan estos comportamientos antisociales si, por ejemplo, se sienten señaladas por comentarios anteriores o si han participado recientemente en discusiones donde se notaban grandes diferencias en las opiniones. 

Según Jure Leskovec, profesor asociado de la universidad y autor principal del artículo, se trata de una ‘espiral de negatividad’, donde un solo usuario irritado puede convertirse en la ‘chispa’ que encienda los comportamientos de la comunidad, a partir del contexto de la discusión.  “Las malas conversaciones conducen a malas conversaciones. Las personas que vuelven a participar, comentan más y dicen cosas peores”, dice.

Para el estudio, los investigadores se centraron en la forma como el estado de ánimo y el contexto afectan lo que la gente escribe en foros de discusión. Para esto establecieron un experimento de dos partes con 667 sujetos reclutados a través de una plataforma de crowdsourcing.

En la primera parte del experimento, los participantes recibieron una prueba, que podía ser muy fácil o muy difícil. Después de tomarlas, todos los sujetos llenaron un cuestionario que evaluó varias facetas de su estado de ánimo, incluyendo ira, fatiga, depresión y tensión. Como era de esperar, las personas que completaron la prueba difícil estaban en un estado de ánimo peor que quienes hicieron la fácil.

Luego, se les pidió leer un artículo y participar en su sección de comentarios, donde debían dejar al menos un mensaje (estaban autorizados para dar más de una opinión, responder otros comentarios y calificar positiva o negativamente el texto). 

Aunque todos los participantes vieron el mismo artículo, a algunos participantes se les dio un foro con tres cometarios de troles. Otros vieron tres mensajes neutrales.

Alrededor del 35% de las personas que hicieron la prueba fácil y vieron mensajes neutros publicó comentarios propios. Ese porcentaje saltó al 50% si el sujeto tomó la prueba dura o vio los comentarios de troles. Las personas expuestas tanto a la prueba difícil y a los comentarios de troles se expresaron el 68% de las veces.

Como parte del estudio, también se analizaron los datos anónimos de la sección de comentarios de CNN durante todo 2012. Los datos consistieron en 1.158.947 usuarios, 200.576 discusiones y 26.552.104 publicaciones e incluyeron usuarios y publicaciones que fueron eliminados por los moderadores. 

En este caso, determinaron la marca de tiempo de los comentarios. Así, descubrieron que los incidentes negativos (malas calificaciones y mensajes insultantes) tienden a aumentar tarde en la noche y a comienzos de la semana, que es también cuando las personas tienen más probabilidades de estar de mal humor.

A partir de estos resultados, la Universidad recomienda a los usuarios tener un momento de reflexión antes de realizar comentarios o poner mensajes, en especial si acaba de tener discusiones. Pensar antes de enviar. 

Así mismo comenta que, aunque muchos sitios de noticias han eliminado sus sistemas de comentarios porque piensan que es contrario al debate y la discusión real, es clave entender lo mejor y lo peor para traer a los visitantes de vuelta.

 

Información relacionada