¿En qué se parece su celular a un inodoro?

13 - Octubre - 16

Prácticamente en nada. De hecho, ni siquiera en sus niveles de higiene, pues –aunque usted no lo crea– su teléfono puede estar mucho más sucio.

Prevención

Si usted es de esos padres que le dan el celular a su bebé para que se distraiga, sin importarle que el pequeño se lo lleve a la boca, tal vez le interese saber que estos dispositivos suelen tener más bacterias que un inodoro.

Según diferentes estudios realizados en países como Estados Unidos, España e Inglaterra, en un celular puede haber entre 10 y 30 veces más bacterias que en un baño. Y si bien eso no significa que con solo tocarlos se pueden contraer enfermedades graves, sí es una invitación a mejorar los hábitos de higiene.

El primero de ellos, lavarse bien las manos antes y después de usar los servicios sanitarios –especialmente en sitios públicos–, y de estar en contacto con superficies que son objeto constante de manoseo, como las manijas de los buses o las chapas de las puertas.

“La presencia de excrementos en los teléfonos sería resultado del hecho de que muchos usuarios no se limpian con jabón después de visitar el baño. Según el virólogo John Oxford, la gente no se lava las manos en profundidad (enjabonando las dos caras de la mano) o durante suficiente tiempo”, dice un informe publicado por BBC Mundo.

Y, por supuesto, también es necesario mantener limpio el teléfono. “El principal problema de las bacterias en los celulares es que la gente prácticamente nunca limpia los dispositivos”, dice el microbiólogo Franco Gerba en Infobae, y añade que la gente cree que si lo hace, los va a dañar: “Así, no hacen más que acumular los microbios".

Si ese temor lo asalta, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Para limpiar su celular, tableta o cualquier otro dispositivo electrónico, utilice un paño de microfobra, o de un material que no suelte pelusa ni sea abrasivo, principalmente para evitar rayones en la pantalla.
  • Si el paño seco no cumple su misión, humedézcalo con una solución desinfectante (que tampoco sea abrasiva). No aplique el líquido ni lo rocíe directamente sobre el dispositivo, pues podría colarse por las ranuras y conectores, y entonces sí causar daños.
  • Para limpiar esos espacios, se recomienda emplear un cepillo o una brocha suave. Si sabe usarla y está dentro de sus posibilidades, también puede usar una lata de aire comprimido.
  • En el mercado también se consiguen toallitas húmedas especiales para desinfectar dispositivos electrónicos.
  • Un copito de algodón ligeramente humedecido debe ser suficiente para dejar en buenas condiciones el lente de la cámara de su celular o tableta.

También tenga presente:

  • Antes de limpiar su dispositivo, desconéctelo y apáguelo.
  • No se recomienda usar alcohol puro para limpiar los dispositivos electrónicos. Pero una mezcla de alcohol isopropílico o de ácido acético con agua destilada puede dar buenos resultados y causar menos daños si se cuela en el interior del equipo, pues se evaporan rápidamente.
  • Quizás no sea fácil limpiar su teléfono todos los días, pero al menos intente pasarle el paño desinfectante con esta frecuencia, y reserve el aseo profundo para una vez a la semana.

Con información de:

Información relacionada