SimSimi, un chat falso y peligroso

16 - Febrero - 16

Esta aplicación para mayores de 17 años permite conversar por chat con un personaje totalmente ficticio. Sin embargo, también abre una puerta a mensajes de odio, ciberacoso y a la suplantación de personas.

Ciberacoso

Desde hace algunos meses, padres de familia y profesores han lanzado una voz de alerta ante la aparición de una aplicación para teléfonos inteligentes y tabletas digitales llamada SimSimi. Esta aparenta ser un servicio de mensajería, que funciona similar a WhatsApp, en el cual jóvenes y niños obtienen respuesta a cualquier pregunta que formulen. 

Lastimosamente, muchas veces reciben groserías o insinuaciones de tipo sexual como réplica a sus interrogantes. Para completar, no son pocos los casos en que se les entregan números de teléfono o correo electrónico, con los cuales pueden crear una interacción directa con otros usuarios. 

Vamos por partes. 

SimSimi es una de las aplicaciones conocidas como ‘bots’: pequeños programas que aprenden a realizar acciones sin necesitar intervención humana. En este caso, por ejemplo, contesta preguntas o frases que los usuarios escriben, de forma similar a Siri, en iPhone. A grandes rasgos, detecta palabras clave entre las frases que usan sus usuarios para seleccionar la respuesta que mejor se acomode –entre millones de opciones diferentes–. 

Ahora bien, para alimentar su base de datos de respuestas, SimSimi utilizar frases y expresiones que proponen los mismos usuarios. Como pasa con Wikipedia, es la comunidad quien se encarga de decirle qué preguntas podrían recibir y cómo podría contestarla. 

Esta es su gran falla: como los usuarios pueden decidir libremente, y sin controles, qué debe contestar la aplicación, ha comenzado a ser utilizada para transmitir mensajes de odio, hacer bullying, promover delitos (como la pornografía infantil) y realizar actividades de grooming, de forma anónima.

Por ejemplo, si alguien pregunta “¿A qué teléfono puedo llamarte?”, podría recibir un número de teléfono de alguna persona que es víctima de matoneo digital o de un abusador que está buscando víctimas. 

Esta característica también se presta para que algunos usuarios obliguen a SimSimi a utilizar groserías en todas las frases que utiliza. Esto, que puede tratarse de una broma inocente, termina lastimando susceptibilidades. 

De acuerdo con sus creadores, esta aplicación es apta para mayores de 17 años. Así mismo, dicen en sus condiciones de uso: “Usted acepta no enseñar mensajes que abusen, difamen o dañen a otras personas y entiende que al hacerlo puede ser objeto de penalidades criminales”. Sin embargo, parece que ambas recomendaciones (la de la edad y la de no hacer comentarios hirientes) no son muy tenidas en cuenta por los usuarios. 

Es importante que los padres y profesores entiendan el impacto que puede tener esta aplicación, al ser un canal para transmitir mensajes de forma completamente anónima. Estimulen a los niños a no soportar lenguaje violento, nunca llamen a números desconocidos y no accedan a compartir información privada (así las solicitudes provengan de bots aparentemente inofensivos).  

Con información de International Business Times, The Nation y BBC

 

 

Información relacionada