Sentido común: mejor arma contra el ransomware

14 - Julio - 17

El auge de programas que secuestran datos tiene en alerta a autoridades de todo el planeta. El usuario puede evitarlos mediante unos sencillos pasos.

Ciberseguridad

En los últimos meses, el mundo ha presenciado un aumento incontrolable de secuestros de datos digitales. Conocido como ‘ransomware’, través de pequeños programas ilegales, cibercriminales bloquean el acceso a toda la información de computadores por parte de sus propietarios y solo la ‘liberan’ cuando reciben un pago a cambio. 

Entre estas aplicaciones, las más conocidas son Wannacry y Petya. 

A pesar de lo avanzado del concepto, expertos de diferentes empresas de seguridad sostienen que muchos de estos programas pueden aplicarse en la medida que las personas –en especial aquellas con sistemas operativos más vulnerables, como Windows y Android– sigan algunas sencillas recomendaciones, que parten de su propio sentido común. 

Estas son algunas de ellas:  

  • Mantenga su PC actualizado mediante la herramienta Windows Update. Aplicaciones como Wannacry no pueden instalarse en Windows 10, pero lo hacen en plataformas antiguas como Windows.
  • Cuente con la protección de soluciones de firewall y antimalware, algunas de las cuales ya vienen con su sistema operativo, como Windows Firewall y Windows Defender (que trabajan de forma satisfactoria). Tenga presente que para los ransomware más populares –como Wannacry– ya hay actualizaciones disponibles, incluso para Windows 8 y Windows XP.
  • Asegúrese de que Adobe Flash está apagado. Esta es una xe las fallas de seguridad más utilizadas.
  • Deshabilite los ‘macros’ de Office si están habilitadas. En Office 2016, usted puede asegurarse de que están apagadas con solo escribir "macros" en el cuadro de búsqueda y luego abrir el cuadro de seguridad que se despliega.
  • No dé clic en enlaces sospechosos que le sugieran páginas web o correos electrónico. La forma más común de instalar programas de ransomware es mediante descarga directa en enlaces que aparentaban ofrecer beneficios a los navegantes, como premios en algún concurso en que nunca han participado, instalar aplicaciones poco conocidas para ver videos o, incluso, contar con herramientas contra malware. 
  • Permanezca lejos de ‘vecindarios’ oscuros y peligrosos de internet. Aunque estas aplicaciones pueden transmitirse por anuncios publicitarios en sitios legítimos, los riesgos crecen, cuando la persona navega por lugares en que no debería.

Con información de: 

 

 

Información relacionada