Los riesgos de los sitios ilegales de video

17 - Noviembre - 16

Más de la mitad de este tipo de servicios es fuente de infecciones de códigos malignos para su computador y otros dispositivos.

Prevención

Algunas personas se ufanan de ver en su computador los últimos estrenos de la cartelera de cine, los capítulos más recientes de las series más famosas de televisión o los mejores partidos de las ligas europeas, sin pagar un peso.

Y no es porque estén suscritos a un servicio que distribuya contenidos de manera altruista, sino porque recurren a alguno de los sitios o servicios piratas que pululan en la red, fáciles de encontrar usando las palabras correctas en un motor de búsqueda.

Lo que esas personas no saben –o tal vez sí saben, pero no les importa mucho– es que además de formar parte de una cadena de prácticas ilegales, están exponiendo sus equipos y dispositivos a diferentes formas de malware, con las que delincuentes pueden desde robar su información hasta secuestrar sus equipos.

En la mayoría de los casos el riesgo principal son los anuncios publicitarios que se despliegan en estos sitios, que pueden ser cantidades de ventanas o pestañas que se abren en el proceso, o formatos que impiden la transmisión o descarga del programa mientras no se haga clic sobre de ellos.

En otras ocasiones el sitio pide la instalación de una extensión, un plug-in o alguna pieza de software para poder reproducir los contenidos.

Ese clic o esa extensión pueden llevar a sitios cargados de códigos malignos o descargar en su computador algún tipo de programa que ponga en riesgo su información financiera, claves de acceso o cualquier otro tipo de datos que seguramente usted no quiere que caigan en malas manos.

Estudios recientes muestran que más de la mitad de las transmisiones ilegales de video por streaming distribuyen algún tipo de código maligno. Según algunos expertos, estos programas pueden añadir contenido malicioso en otras páginas, de manera que el usuario ya ni siquiera estaría protegido en sitios seguros y confiables.

En otras palabras, ahorrarse unos pesos puede conllevar una cantidad de males peores, por lo que es más recomendable escoger el proveedor que cobre el precio más justo, que ofrezca un servicio que usted considere adecuado o que sea más conveniente para satisfacer sus necesidades.

En ese listado se encuentran nombres como Netflix, Crackle, o los servicios de video que ofrecen algunos proveedores de televisión por suscripción en sus paquetes. Incluso, varios canales ofrecen sitios donde los suscriptores de estos últimos pueden ver sus contenidos sin un pago adicional.

Si usted es un usuario habitual de servicios ilegales de descarga o transmisión de videos por streaming, es posible que ya esté infectado, aunque todavía no haya sido víctima del robo de su información o del secuestro de su equipo.

La recomendación habitual es mantener activas y actualizadas las herramientas de detección y eliminación de programas malignos. Pero lo que usted realmente debería hacer es no formar parte de estas redes de piratería.

Con información de:

Información relacionada