Guía: ¿Qué es el grooming?

18 - Enero - 17

En qué consiste esta actividad que utilizan los abusadores de menores para acercarse a sus víctimas.

Abuso Sexual

Durante décadas, la palabra inglesa ‘grooming’ ha sido utilizada para describir a aquellas personas que, con el fin de atacar sexualmente a menores de edad, primero se ganan su confianza o la de su familia. Es una actividad que puede suceder en cualquier lugar, desde centros comerciales hasta iglesias y clubes deportivos. 

Con el surgimiento de internet y de las redes sociales, el término comenzó a utilizarse para referirse a quienes utilizan diferentes estrategias para ganarse la confianza de niños y jóvenes, antes de abusar sexualmente de ellos en el mundo real. Entre sus tácticas la más utilizada consiste en crear perfiles falsos en que se hacen pasar por menores, artistas famosos o empresas (como agencias de modelaje), por ejemplo. 

Los perfiles falsos suelen: 

  • Usar imágenes de niños y niñas tomadas de otros sitios web
  • Poner datos de gustos e intereses muy generales
  • No tener una gran actividad ni interacciones frecuentes con sus supuestos amigos 

Las personas que realizan grooming suelen frecuentar cuartos de chat y servicios de mensajería instantánea, en los cuales direccionan a los niños hacia los perfiles falsos. Estas herramientas también les permiten hacerles preguntas a quienes charlan con ellos y hacer comentarios para generar confianza. 

Estos sujetos comienzan por una etapa de investigación, en la cual recopilan todos los datos relacionados con su víctima potencial para determinar sus gustos, aficiones, composición de su familia y su actividad social. Así, pueden hablar de temas en común para ganar su confianza y establecer vínculos afectivos. 

Con el tiempo –el proceso de grooming puede tomar meses–, comienzan a transformarse en los ‘mejores amigos’ de sus víctimas, a quienes aíslan de sus círculos sociales mediante la promesa de regalos, ofertas relacionadas con sus gustos o amenazas (si encuentran algún dato o imagen que les permita ejercer esta presión). En este punto, ya tienen la confianza para pedir material de abuso, como imágenes y videos de los niños desnudos, por ejemplo. 

Finalmente, citan a los menores de forma física para abusar sexualmente de ellos. Como este es su objetivo, una vez lo logran desaparecen y borran cualquier rastro de interacción con sus víctimas. 

Lo invitamos a conocer más de este tema en nuestro curso de #PoderDigital sobre grooming.

Información relacionada