Riesgos que se disfrazan

25 - Mayo - 17

A través de aplicaciones, conocidas como ‘fantasma’, algunos menores ocultan imágenes y videos inapropiados en sus dispositivos móviles. En esto consisten y estos son sus riesgos.

Prevención

Una buena forma para ocultar cualquier objeto de valor y evitar que otras personas tengan acceso a él consiste en ‘disfrazarlo’ de otra cosa que no tenga relación con ella. Así, por ejemplo, es posible encontrar cajas fuertes que aparentan ser materas o alcancías con forma de libro. 

En el mundo digital también existen aplicaciones conocidas como ‘fantasmas’ o ‘bóvedas de medios’ que permiten ocultar archivos comprometedores en teléfonos inteligentes y tabletas digitales. Estas aparentan ser herramientas comunes y corrientes –como calculadoras o videojuegos–, pero en realidad se encargan de ocultar imágenes y videos que el usuario no quisiera que otras personas vieran. 

Lastimosamente, estas aplicaciones estarían siendo utilizadas por menores de edad para esconder archivos que envían o reciben de posibles pedófilos, en acciones relacionadas con el grooming. Según el sitio web TC Times, permiten que los niños oculten de sus padres actividades de sexting, que los podrían poner en riesgos físicos. 

Entre otras aplicaciones que sirven para este fin se encuentran MediaVault, que aparenta ser un juego de triqui; Secret Calculator Pro, que se ‘disfraza’ de calculadora, y Hide it Pro, que parece ser un inocente reproductor de audio. Estas aplicaciones protegen los datos con contraseñas y, en algunos casos, toman fotografías de quienes los abren inocentemente. 

Según las autoridades de Estados Unidos, existen diferentes formas de saber si hay una aplicación fantasma en un teléfono, como: 

  • Revise si hay símbolos o números extraños en el nombre de las aplicaciones. 
  • Si alguna le parece extraña, búsquela en la tienda de aplicaciones de su plataforma o en Google, y lea la descripción de sus creadores.
  • En el caso de utilidades, como la calculadora, recuerde que las originales no se pueden borrar del sistema. Es decir, si puede eliminarlas, podrían ser una de estas bóvedas. 

Por último, recuerde que si usted entregó un dispositivo móvil a menores de edad, usted es responsable por los contenidos y herramientas que utilicen. Por esto, deberían informarle y pedirle su autorización para instalar aplicaciones

Con información de: 

Información relacionada