No ponga su vida íntima en manos de una red social

17 - Febrero - 16

Para proteger su privacidad en línea es mejor tomar precauciones, antes que intentar prohibirle a Facebook lo que seguro usted mismo, quizá sin saberlo, ya le autorizó hacer.

Ciberacoso

Cada vez que Facebook anuncia un cambio en sus políticas de manejo de la información, se pone de moda un mensaje en el muro de los usuarios. En él le prohíben a la red social compartir su información privada y realizar otras acciones que atentan contra su intimidad. 

Lamentablemente, pocos leen las condiciones del servicio de Facebook o sus políticas de uso de datos cuando crean una cuenta. Por consiguiente, tampoco saben (o al menos no tienen claro) que al crearla y usarla aceptan dichas disposiciones y los cambios que se presenten en ellas a medida que –se puede decir de este modo– las condiciones del mercado lo requieran. 

De manera que si ha compartido algún mensaje para prohibirle a Facebook hacer cosas, pues ha perdido su tiempo. Y en caso de que la red social estuviera violando alguna ley con sus políticas de servicio y uso de datos, lo que procedería sería una acción legal, no un mensaje en el muro de los usuarios.

Así las cosas, lo mejor es retomar las precauciones habituales que se recomiendan para cualquier tipo de interacción en la red y, aunque la manera como lo hacen a veces parezca un poco agresiva, hacerles caso a los que dicen: si no quiere que algo sea público, no lo ponga en Facebook (ni en ninguna red social). 

Para proteger sus datos en la red, siga las recomendaciones que aparecen a continuación y visite los sitios del listado final, donde también encontrará consejos adicionales, incluso para configurar su cuenta de Facebook. 

  • No publique nada que usted mismo considere que puede afectar su intimidad o su vida privada. Esta lista debería incluir datos como su fecha de cumpleaños, su documento de identidad, el número de sus tarjetas bancarias, fotos con contenidos comprometedores. 
  • Revise la configuración de sus parámetros de privacidad, lo que incluye quién puede ver sus mensajes, quién puede etiquetarlo, quién puede encontrarlo…
  • No acepte solicitudes de amistad de personas que no conoce o de las que no puede obtener referencias. 
  • Nunca comparta sus contraseñas para acceder a redes sociales, correo electrónico, servicios financieros o, en general, de ningún servicio en línea.  
  • Evite entrar a las redes sociales en computadores públicos o compartidos. 
  • Respete la privacidad de sus contactos y haga respetar la suya. En caso de necesidad, haga valer su derecho de borrar información que otras personas publican sobre usted.

Puede aclarar sus dudas al respecto en las condiciones del servicio y las políticas de uso de datos de Facebook o de las redes que utilice.

Recuerde que cuidar su vida privada puede protegerlo de abusos económicos, psicológicos, sexuales o de cualquier otra índole. Por eso, asegúrese de ser usted mismo quien pone la primera barrera, que no es solamente un mensaje improductivo en su muro de Facebook. 

Con información de:


 

Información relacionada