Nada se olvida en el celular

07 - Junio - 17

Mediante técnicas y aplicaciones avanzadas, los laboratorios forenses especializados en informática pueden recuperar datos de teléfonos inteligentes, incluso si han sido formateados. Así trabajan.

Tecnologia

Si usted cree que formatear la memoria del celular es suficiente para que alguien borre las evidencias de algún delito, está equivocado. Gracias a programas especializados para laboratorios forenses, los especialistas pueden ayudar a procesar culpables de delitos informáticos, incluso si creen haber borrado sus huellas. 

“Con el avance de la tecnología en informática forense, no sólo podemos extraer y recuperar registros de llamadas, conversaciones por chat, correos electrónicos, mensajes, fotografías, calendarios, archivos, videos, música, notas o grabaciones de voz, ubicaciones de GSP, navegaciones en la web, redes WiFi usadas, sino que podemos establecer con toda precisión en qué sitios y a qué horas estuvo el dispositivo en un lugar”, comenta Andrés Guzmán Caballero, gerente Adalid, el mayor laboratorio forense privado del país. 

Los teléfonos inteligentes son piezas fundamentales para investigaciones de ilícitos en las que pueden estar involucrados tan sólo por hallarse en el escenario de los hechos.

De acuerdo con el especialista, las fabricantes de estos dispositivos trabajan fuertemente en desarrollar nuevas herramientas para proporcionar una mayior sensación de seguridad y privacidad a sus usuarios. Entre estas funciones, han incorporado bloqueos de PIN, trazos, contraseñas, huellas dactilares, e incluso identificación facial. 

A pesar de esto, aún no son infalibles y los expertos aún tienen la posibilidad de analizar las interacciones de sus usuarios, con fines investigativos o judiciales. “Aplicaciones como WhatsApp o Imessage son sistemas que se promocionan como muy seguros, pero lo cierto es que sus mensajes se pueden recuperar, ser visibles y trazables en un laboratorio forense”, asegura Guzmán. 

De hecho, los softwares forenses tienen la capacidad de interrelacionar información como la de los viajes con Waze o Uber, las búsquedas de voz, el uso del Facebook, o los diferentes servicios de chat para concluir que el teléfono estuvo en un sitio, en un momento determinado y sirven para ser presentados ante un juez o una autoridad administrativa como prueba de un ilícito. 

Eso sí recuerde que, en el caso de tener que recurrir a un laboratorio forense para presentar  información en un proceso judicial, es recomendable verificar que este se encuentre certificado en el manejo de la herramienta forense utilizada, que sea titular de las licencias y que el proceso que haya efectuado esté bajo los parámetros de respeto a los derechos fundamentales de las personas. Al fin y al cabo, en un smartphone no sólo se encuentra la información de su dueño sino de todos aquellos que se relacionan con él. 

Información relacionada