La seguridad de los niños comienza en el hogar

08 - Julio - 16

Los padres de familia somos los primeros responsables de velar por la seguridad de nuestros niños. Estas son algunas claves para mantenerlos a salvo en el mundo digital.

Ciberacoso

Por: David Luna, Ministro de las TIC

Internet es similar a una gran ciudad, donde los niños tienen la posibilidad de encontrar espacios para aprender, grandes bibliotecas y lugares para divertirse sanamente, en compañía de familiares y amigos. Sin embargo, ‘la red de redes’ también tiene calles y vecindarios peligrosos, por lo cuales no debería transitar ningún menor de edad.

Los padres de familia, como sucede en el mundo real, debemos ser los primeros en conocer esos riesgos que corren nuestros hijos, para prevenirlos. Tenemos que estar alerta en todo momento para estar un paso delante de los criminales, que han encontrado en el mundo digital una forma para encontrar nuevas víctimas.

¿Pero cómo podemos lograrlo? ¿Cómo evitamos que los delincuentes aprovechen las TIC para amenazar, chantajear o abusar sexualmente de menores de edad en toda Colombia?

La primera clave para lograrlo está en generar confianza entre nuestros niños. En la medida que ellos vean a sus padres como amigos dispuestos a respaldarlos de forma incondicional, les contarán todas aquellas actividades extrañas que encuentren en Internet. Serán personas dispuestas a levantar su voz y denunciar cualquier amenaza, insulto o insinuación sexual que reciban en línea.

Junto a esto, hable claramente con ellos sobre los riesgos que afrontan cuando brindan mucha información de su identidad, como ser víctimas de estafas, robos o predadores sexuales. Insístales en que nunca entreguen a desconocidos información como su nombre, dirección del hogar, su número de teléfono, el nombre de su colegio o la dirección del trabajo de sus padres.

Otra labor que tenemos los padres es enseñarles a usar opciones que nos dan los servicios en línea y las redes sociales, como bloquear a quien nos amenace o insulte. Explíqueles que ellos no están obligados a leer amenazas, intimidaciones o burlas a través de estos canales y que tienen el poder para no ver estos mensajes. Por lo general, los ciberacosadores dejan de realizar sus acciones cuando no encuentran respuesta en la víctima.

Los padres también tenemos la obligación de poner límites y condiciones para la utilización de nuevas tecnologías. Por ejemplo, fijar unos horarios claros para navegar por la red, poner el computador en lugares abiertos de la casa o limitar el uso de algunas aplicaciones móviles, como servicios de mensajería y chat, entre otras reglas.

En el Ministerio de las TIC contamos con EnTICconfío (www.enticconfio.gov.co), en el cual estimulamos ese #PoderDigital que tenemos los usuarios de internet para usar las nuevas tecnologías de forma responsable y para denunciar aquellos riesgos que encontramos en las herramientas digitales. Allí no solo explicamos esos riesgos modernos, sino que además mostramos las buenas prácticas en los medios electrónicos.

Justamente, Internet está lleno de sitios que pueden mantener alejados de problemas y riesgos a los niños. Así, podemos identificar los intereses particulares de los niños y luego impulsarlos a usar sitios web que hablen de esos gustos para proponer actividades familiares en el mundo real: planear las próximas vacaciones, construir aeromodelos, salir a comer, ir a museos. Las opciones son infinitas.

Información relacionada