Internet de las cosas (riesgosas)

09 - Marzo - 17

Cada vez más artículos y dispositivos aprovechan internet para ofrecer nuevas características o funciones. Estos son los cuidados que debe tener al usarlos.

Innovación

Internet de las cosas es una de las grandes tendencias para los próximos años. A grandes rasgos, ésta está compuesta por todos aquellos dispositivos, equipos y artículos que ofrecen la posibilidad de conectarse a internet: desde teléfonos inteligentes y tabletas digitales hasta automóviles, juguetes, televisores, cámaras fotográficas, relojes, electrodomésticos y cualquier otro producto que transmita datos en línea. 

Si bien estos artículos permiten que los usuarios tengan acceso a nuevas características y posibilidades, muchos no fueron desarrollados con consideraciones en seguridad. Incluso, según Phys.org, han comenzado a convertirse en el objetivo de piratas informáticos, que los utilizan para ingresar a redes privadas.  

A esto se suma el desconocimiento que tienen sus usuarios sobre la forma adecuada de usarlos, por lo que pueden terminar compartiendo información privada o consumiendo valiosos recursos sin saberlo. Por lo pronto, siga estas recomendaciones:

  1. Asegúrese de saber en qué momentos y qué información podrían estar conectándose a internet, a través de sus manuales de uso o de los sitios web de sus fabricantes. Recuerde que estos dispositivos también tienen la capacidad de reducir la velocidad de sus conexiones de red.
     
  2. Quizás tener un reloj que le cuenta los pasos y le muestra la distancia que ha recorrido gracias al GPS sea clave para cumplir con sus objetivos físicos. ¿Pero es necesario compartir esa información con sus amigos en redes sociales? Quizás algunos ‘amigos de lo ajeno’ puedan hacer inteligencia para robarlo, gracias a esos datos. 
     
  3. Ponga contraseñas en todos sus artículos que se conecten a internet (desde juguetes hasta balanzas y televisores). Los hackers podrían acceder a su red a través de ellos para utilizarla en actividades ilícitas, como lanzar amenazas, enviar correos basura o atacar sitios web.
     
  4. Actualice frecuentemente el software (o firmware) de todos los equipos y dispositivos. Los fabricantes solucionan los inconvenientes y fallos de seguridad de esta manera. 
     
  5. Si definitivamente no necesita que un dispositivo de ‘internet de las cosas’ permanezca conectado, no lo haga. Algunos juguetes y consolas de videojuegos, por ejemplo, podrían estar apagados y solo conectarse a la red cuando la persona los va a utilizar. 

Con información de