Ingenuidad y pereza: los peores errores en redes sociales

16 - Febrero - 15

Abuso Sexual
Ingenuidad y pereza: los peores errores en redes sociales

Juan Camilo Chávez, director de la Fundación Annacha, comenta cuáles son los principales errores que comenten niños y padres cuando usan redes sociales.

Gracias al perfil de Facebook de Ana María Chávez (Annacha), todos sus seguidores sabían que era una estudiante universitaria de arquitectura, que tenía 19 años y que le gustaba compartir los instantes más divertidos de su vida, desde fotos con sus amigas hasta videos en que demostraba su talento musical.

En su perfil de esta red social tenía más de 2.000 amigos, aunque muchos eran personas que aceptaba sin mayores reparos. Justamente, sin medir los riesgos, aceptó reunirse con dos de esos ‘amigos’ en su apartamento, solo unas semanas de conocerlos en Facebook. Ellos la asesinaron por robarla. Este fue el último eslabón en una cadena de errores y descuidos en el manejo de sus datos y su vida privada a través de redes sociales.

Para Juan Camilo Chávez Niño, hermano de la joven y presidente de la Fundación Annacha (dedicada a educar a niños, jóvenes y padres de familia en el correcto uso de redes sociales), estos son los errores más frecuentes que comenten padres e hijos al tener cuentas en redes sociales:

Los niños son ingenuos, a ellos les gusta:

1. Subir información innecesaria. Publicar direcciones, número de celulares, paseos a otras ciudades o a fincas. Por esta razón, muchas veces son los niños los que suben esta información y los padres terminan extorsionados.

2. Usar las redes sociales sin supervisión de los padres.

3. Recibir cumplidos tales como: “con ese cuerpo tan lindo deberías trabajar en algo más”.

Sin embargo, los padres fallan pues nunca:

1. Recalcan y hablan con sus hijos sobre el buen uso de las redes.

2. Dejan la pereza y la pena a un lado, para intentar entender cómo funcionan las nuevas redes sociales.

3. Piden ayuda a sus propios hijos para que les enseñen a usar redes sociales. Al involucrarse con sus hijos directamente están ejerciendo un control en sus redes sociales.

Después de seis años de trabajo en la fundación, Juan Camilo reconoce que el mejor consejo es más simple y se lo dio su abuela cuando era niño: “no hable con ningún desconocido”. Por eso afirma que a la hora de usar las redes sociales la prevención y no hablar con desconocidos es la mejor herramienta para evitar cualquier tipo de delito grave en contra de un familiar o un ser cercano.

Información relacionada