¿Está bien que los niños jueguen Pokémon Go?

17 - Febrero - 16

Con el auge de esta aplicación para teléfonos inteligentes, comienzan las dudas sobre su conveniencia. Estas son sus ventajas y algunos riesgos que ofrece.

Videojuegos

Desde hace algunas semanas, Pokémon Go llegó de forma oficial a las tiendas de aplicaciones locales de las principales plataformas para teléfonos móviles, como Android y iOS. Este juego llega precedido por la fama del programa de dibujos animados y por su propio éxito en otros países donde ya se lanzó previamente. 

En esta app, los usuarios deben ubicar ‘pokémones’ sobre un mapa que funciona con el GPS de los teléfonos y capturarlos en la pantalla, en locaciones reales y mediante bolas digitales. Los jugadores además deben recolectar elementos y luchar en ‘gimnasios’ para elevar su puntaje y su rango en la comunidad. 

Ante el ruido que ha generado en medios de comunicación de todo el mundo, llega el momento de preguntarse: ¿Mis hijos deberían jugar Pokémon Go? 

La respuesta escueta es que sí. El juego tiene varios beneficios sobre otras formas para entretenerse con los teléfonos. Por ejemplo, la única forma de disfrutarlo consiste en caminar y recorrer diversos puntos de la ciudad, lo que obliga a sus usuarios a hacer ejercicio físico. 

También permite interactuar con amigos en el mundo real. Cada vez son más populares los grupos de personas que se citan para encontrar estos animalitos animados o luchar en los diferentes ‘gimnasios’ que estén en su camino. 

Así mismo, ayuda a que los jugadores visiten nuevas partes de su ciudad, se ubiquen geográficamente y conozcan detalles curiosos (o que pocas veces se habían percatado). Las paradas para obtener nuevas ‘pokebolas’ o herramientas muestran edificios famosos, esculturas y pinturas poco conocidas. 

Ahora bien, antes de instalar el juego en muchos equipos, tenga en cuenta algunos riesgos:  

1. Ciberdependencia. Según MarketWatch, los usuarios de Pokémon Go destinan más tiempo a usar esta aplicación que a interactuar con otras personas mediante WhatsApp, Snapchat y Messenger. Por eso, lo mejor es fijar algunas normas de uso. Por ejemplo, imponer horarios fijos para su utilización (una hora al día) o asistir a lugares específicos (solo usarlo en parques o centros comerciales, previamente seleccionados).  

2. Robo de dispositivos. Tristemente, los criminales están pendientes de las tendencias para ‘adaptarse’ al cambio. De acuerdo con el departamento de Policía de O’Fallon, Missouri (Estados Unidos), ya existen grupos de ladrones que se congregan en las ‘paradas Pokémon’ a esperar que lleguen usuarios solos para robarles sus celulares. La mejor recomendación en este caso es realizar esta actividad en grupos, en que además participen mayores de edad. Así mismo, optar por visitar lugares que sean conocidos y cuenten con vigilancia. 

3. Adiós a los datos y a las baterías. Recuerde que esta aplicación consume planes de datos y energía de forma excesiva (pues usa el GPS, la pantalla y la cámara, al mismo tiempo). Así pues, si decide jugarlo, es recomendable ir a lugares específicos por un tiempo limitado, cerrarlo completamente después de cada utilización y tener un cargador portátil de baterías 'por si las moscas'. 

Información relacionada