El nuevo secuestro digital

22 - Abril - 16

Mediante una modalidad de robo llamada ‘ransomware’, los piratas electrónicos pueden ‘secuestrar’ los datos de sus equipos y pedir rescate a cambio de su liberación.

Delitos Informáticos

Los delincuentes digitales ya no se conforman con robar los datos privados de sus víctimas potenciales para intentar robar sus cuentas bancarias. Ahora, a través de una modalidad llamada Ransomware, simplemente ‘secuestran’ el sistema operativo o la información de los equipos y piden una recompensa a cambio de devolverlos a su estado original. 

Básicamente, los piratas informáticos engañan a los usuarios para que instalen un programa maligno en su computador o teléfono inteligente. En este caso, pueden enviar un mensaje en que lo invitan a comprar un antivirus falso o le piden ver un vídeo que viene anexo.  

Una vez la persona abre el archivo, comienzan los problemas. 

De acuerdo con el sitio del fabricante de productos de seguridad digital Norton, cuando el equipo está infectado, el usuario podría ver una ventana emergente (o Pop-Up) que cubre toda la pantalla. Esta le pide seguir unas instrucciones, que incluyen el pago del rescate a través de un giro bancario, para que desaparezca y lo deje seguir trabajando. 

Aunque el rescate suele ser un solo pago de entre 10 y 20 dólares, ya hay reportes de que los secuestradores comienzan a cobrar cada mes o cada semana a quien cae en sus garras.  

“Un ataque ransomware pone presión de tiempo sobre la víctima: indica que una parte de sus datos serán destruidos cada 30 minutos si no paga. Otros ataques intentan forzarlo a comprar programas de decifrar los datos”, dice el sitio de la empresa informática. Ocasionalmente, para presionar a su víctima, los criminales también ponen ventanas emergentes con anuncios de pornografía para evitar que, por pena, acuda a la ayuda de otras personas. 

Según los expertos, los delincuentes pueden pedir un pago nominal, pensando que será más probable que pagar para evitar la molestia y el dolor de tratar con el virus. Se le puede pedir algo como 10 dólares al estar conectados a través de Western Union, pagados a través de un mensaje de texto premium o enviado a través de una forma de dinero en efectivo en línea.

Los expertos aconsejan tomar estas medidas para evitar ataques o protegerse a sí mismo después de un ataque:

1.    Utilice un antivirus reconocido. No confíe en productos de procedencia dudosa, adquiridos en la calle o en ofertas que reciba por redes sociales y correos que no ha solicitado. 

2.    Tenga copias de seguridad de sus datos. Lo mejor es contar con un disco duro externo y copiar regularmente en él, cada mes al menos, todos sus archivos (incluso fotos y canciones). Si llega a ser víctima de este delito, podrá formatear su equipo sin perder parte de su vida.
 
3.    Bloquee las ventanas emergentes del navegador. La forma más frecuente que usan los delincuentes consiste en alertar mediante Pop-ups de virus inexistentes para obligar al usuario a descargar un supuesto antivirus. Vaya a las opciones del navegador que utilice y active la opción de bloquearlas.
 
4.    Si recibe una amenaza de este tipo, desconéctese de internet y apague el equipo. Aunque siga infectado, cortará la comunicación con los ‘secuestradores’. Ahora, podrá comenzar a repararlo. 

5.    No pague rescates. Como pasa en la vida real: si paga una vez, comenzarán a extorsionarlo por cantidades de dinero cada vez mayores. 

Información relacionada