Por el derecho a ‘no ser molestados’

16 - Junio - 17

En 2016, la Superintendencia de Industria y Comerció impuso multas por más de $2.600 millones, a empresas que usaron mal los datos personales en sus bases de datos.

Tendencias

Si recibe llamadas telefónicas los sábados en la mañana en las cuales le ofrecen tarjetas de crédito o que lo animan a contratar algún novedoso servicio, pero usted no recuerda haberlos autorizado a usar sus datos personales para esas comunicaciones, esas empresas podrian estar violando la Ley de Protección de Datos Personales. 

A grandes rasgos, esta norma reconoce y protege el derecho que tienen todas las personas a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bases de datos que pertenezcan a entidades de naturaleza pública o privada. Cabe señalar que los datos personales son toda aquella información de una persona y que permite su identificación, como su documento de identidad, el lugar de nacimiento, estado civil, edad, lugar de residencia, su número de teléfono, o su trayectoria académica y laboral. 

La Ley establece que, entre otras actividades, las empresas que recopilen datos personales –por ejemplo, cuando compra una línea de celular– deben: 

-    Solicitar y conservar copia de la autorización otorgada por la persona que entregó sus datos.
-    Adoptar un manual interno de políticas y procedimientos para garantizar el adecuado cumplimiento de la ley y, en especial, para la atención de consultas y reclamos.
-    Garantizar al titular, en todo momento, el pleno y efectivo ejercicio del derecho de habeas data.
-    Informar debidamente al titular sobre la finalidad de la recolección y los derechos que le asisten por virtud de la autorización otorgada.
-    Tramitar las consultas y reclamos formulados en los términos señalados en la ley.
-    Informar, a solicitud del titular, sobre el uso dado a sus datos.

Por lo pronto, durante 2016, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) impuso 14 sanciones a compañías que incumplieron este Régimen, las cuales superaron los 2.600 millones de pesos.

“Las sanciones impuestas por la SIC por el incumplimiento de este Régimen se han incrementado desde la fecha en que entró en vigencia. De acuerdo con nuestras investigaciones, en el año 2014 fueron impuestas 10 sanciones, por un valor de $380.688.000 millones de pesos; en 2015 se impusieron 7 sanciones que sumadas estuvieron por el orden de los $579.914.500 millones de pesos y en el 2016, se impusieron 14 sanciones por $2.606.134.620 millones de pesos”, dijo Ximena Zuluaga, socia de servicios legales de la analista EY. 

Así pues, si siente que lo llaman para hacerle ofertas y usted nunca autorizó sus datos para ser utilizados en esta clase de servicios de información, está en todo su derecho de denunciar a la compañía que no lo deja descansar tranquilo. 

 

Información relacionada