¿Cómo evitar que sus hijos caigan en ‘sextorsiones’?

11 - Agosto - 17

La sextorsión en internet se está convirtiendo en el primer paso para lograr el abuso sexual de menores de edad. Así puede evitarla.

Ciberacoso

Básicamente, en este delito los delincuentes obtienen imágenes o información personal de sus posibles víctimas a través de internet para luego, con ese material, exigir dinero, encuentros sexuales o material sexual para alimentar redes de pedofilia.  

De acuerdo con Unicef, los delitos sexuales contra niños y adolescentes están creciendo en todo el mundo, en la medidad que cada vez se usa más internet para acceder a datos de las víctimas. Cabe señalar que, el año pasado, más de 150 millones de niñas y 73 millones de niños fueron obligados a relaciones sexuales forzosas o fueron víctimas de otras formas de violencia y explotación sexual en todo el mundo. 

Tan solo en Colombia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar abrió 10.423 procesos en casos de menores víctimas de abuso sexual durante 2016. En el primer trimestre de 2017, la entidad ya atendió 2.321 nuevos casos.

Según la empresa de seguridad digital ESET, los criminales utilizan dos técnicas el línea para obtener información sensible o imágenes comprometedoras de sus víctimas potenciales. Con este material, los criminales comienzan sus extorsiones:  

Acciones basadas en la confianza
En estas, los delincuentes aprovechan el anonimato de internet para lograr la confianza de sus víctimas y engañarlas para que revelen detalles muy personales o envíen imágenes reveladoras. Estas incluyen hacerse pasar por otras personas o instituciones (conocido como grooming). 

Acciones basadas en malware
Esta táctica implica utilizar programas malignos que encienden las webcam de los dispositivos de la víctima. En este caso, la persona, sin saberlo, proporciona imágenes reveladoras que el criminal puede utilizar para sus chantajes. El usuario suele descargar estas aplicaciones de forma inocente a través de mensajes de WhatsApp o de correo electrónico que le prometen premios, o por acceder a sitios web de dudosa reputación. 

Por lo pronto, puede seguir las siguientes recomendaciones para evitar que los menores de edad que se encuentran a su cargo sean víctimas de sextorsiones en internet.  

  1. Cubra las cámaras web de computadores y tabletas
    La cosa más simple y barata que puede hacer es poner un Post-It o una cinta pegante opaca sobre la webcam mientras no la esté utilizando. En caso de que sus equipos tengan cámaras independientes, desenchúfelas. Así mismo, mantenga apagados sus computadores y cerrados sus portátiles cuando no los esté usando.
     
  2. Supervise a los niños mientras usan dispositivos digitales
    Enseñe a los niños que estén bajo su cuidado a utilizar el computador en lugares abiertos del hogar –como salas o corredores– donde tengan la supervisión y el apoyo de algún adulto. En el caso de los teléfonos inteligentes y tabletas digitales, que pueden llevarse a cualquier lugar, explique desde temprana edad cuándo es apropiado enviar información personal o fotografías. Eso sí, no descarte utilizar programas de control parental en estos dispositivos. 
     
  3. Seguridad en capas
    Haga caso a todas esas recomendaciones que, aunque suenen ‘trilladas’, le garantizan un ambiente seguro cuando usa internet: ponga claves seguras (de al menos 8 caracteres, que combinen mayúsculas y minúsculas, e incluyan símbolos), verifique a los remitentes antes de abrir archivos adjuntos, y tenga programas antivirus y antimalware actualizados. Recuerde que muchas trampas son personalizadas: si duda de una comunicación, no conteste y busque asesoría de las autoridades.   
     
  4. Hable con sus hijos
    Mantenga una línea abierta de comunicación con los niños para protegerlos contra depredadores en línea. Deje a sus hijos saber que pueden acudir a usted sin miedo de represalias, y expresar un interés genuino por sus actividades en línea. Ante todo, ellos son las víctimas de estas situaciones.
     
  5. Acuda a las autoridades, sin dudarlo 
    La sextorsión es un crimen. Además de ser una clase de chantaje, quienes realizan ese delito también pueden ser procesados por posesión de material de abuso sexual infantil. Reporte cualquier actividad de este tipo a la Policía Nacional de inmediato.

Con información de: 

Información relacionada