Ciberpropaganda atenta contra libertad en internet

02 - Febrero - 17

Crece el número de grupos organizados que usan sitios web y redes sociales para promover sus ideologías, a través del engaño y las noticias falsas.

Poder Digital

El año pasado, el mundo fue testigo del surgimiento de sitios web, memes, mensajes y noticias que promovían -o hundían- a un candidato o una posición política en especial, a través de verdades ‘distorsionadas’, hechos falsos y mentiras. Estos solo buscaban cambiar la opinión de los usuarios.  

Según la firma de seguridad digital Trend Micro, el aumento de la penetración de Internet ha abierto la oportunidad para que las partes invertidas utilicen Internet como herramienta gratuita para influir en la opinión pública para que vaya de un modo u otro. “El resultado de las recientes elecciones en diferentes países refleja el poder de las redes sociales y diversas fuentes de información en línea cuando se trata de tomar decisiones políticas”, dice.

En los últimos meses se ha visto un aumento de grupos y plataformas dedicadas a escribir noticias falsas para promover a un candidato o una causa, o para generar rechazo entre la opinión pública contra sus contrincantes.  

Junto a estos hay empresas formadas por cientos de empleados que se dedican a publicar materiales de propaganda en las principales redes sociales, como Facebook Twitter y LinkedIn, a cambio de dinero. Aprovechan el filtrado de contenidos electrónicos de las plataformas para multiplicar la visibilidad de su contenido.

“La falta de verificación de la información, junto con usuarios inocentes ávidos por influir en las personas con creencias opuestas o simplemente para apoyar la suya propia, ha llevado a la popularidad de estos falsos contenidos y memes. Todo esto hace que sea muy difícil para los usuarios informales y poco enterados distinguir entre hechos reales y mentiras”, dice el informe de Trend Micro. 

Por lo pronto, algunas redes sociales están adelantando acciones para frenar la publicidad y los mensajes que contengan noticias falsas de sus plataformas. Entre estos, Facebook, Twitter y Google están trabajando en herramientas para ‘acallar’ a usuarios que realicen ataques o generen información alejada de la realidad.