En carro, en bicicleta o a pie: su vida vale más que una llamada

17 - Febrero - 16

La falta de atención en el entorno es la causa de muchos accidentes que involucran el uso de dispositivos móviles. Ponga los ojos en el camino.

Ciberdependencia

Hablar por teléfono o chatear mientras se conduce un carro es un riesgo tan evidente que las leyes de muchos países –incluido Colombia– prohíben hacerlo, así constantemente haya quienes hacen caso omiso de ellas.

Lo que no muchos tienen en cuenta es que el riesgo también se corre cuando estas actividades se realizan al montar en bicicleta o –incluso– al caminar. Y si bien podría pensarse que las consecuencias son menores si no hay un vehículo de por medio, hay peatones que han sido arrollados por cruzar la calle más pendientes de su teléfono que de los vehículos que circulan por ella. 

La empresa de servicios automotores Dekra publicó en junio de este año una encuesta realizada en seis ciudades de Europa. Los resultados indican que el 8% de los peatones intercambia mensajes de texto mientras cruzan la calle, informa el portal francés RFI. 

La situación ha generado iniciativas como la instalación de luces de tránsito en el piso, para que quienes llevan la vista sobre su teléfono se percaten de que llegaron a un cruce que puede ser peligroso; también se han instalado señales que previenen a los conductores sobre la circulación de peatones concentrados en su celular, añade.

Dicho nivel de concentración en sus dispositivos móviles les ha valido a estos peatones el calificativo de smombies, una término derivado de la unión entre smartphone y zombi. 
El incremento del uso de las bicicletas también ha hecho que las normas se vuelvan más rígidas. Varias ciudades de Estados Unidos, por ejemplo, prohíben o contemplan prohibir el uso de teléfonos celulares mientras se transita por ellas, una extensión de la norma que ya se aplica a los vehículos de motor.

Y debido a que el problema no obedece al uso del celular por sí solo, sino a la falta de atención de los usuarios en el entorno, no sería extraño que las normas comenzaran a aplicarse de igual forma a personas que viajan en patines, patineta, monociclo y hasta a caballo.

Por eso, para evitar accidentes, el primer paso es que los smombies sean conscientes de que la vida vale más que una llamada o una conversación por chat. Y que guarden el teléfono cuando es más importante estar pendientes del camino y del entorno por el que se avanza, sea sobre ruedas o sobre zapatos.

Tenga en cuenta también:

  • Aunque hay estudios que indican que el uso de manos libres no elimina por completo el riesgo de hablar por teléfono al manejar, prefiera usar este dispositivo. Ojalá para pedir que lo llamen más tarde o anunciar que devolverá la llamada, no para conversaciones extensas que de todas formas distraigan su atención del camino.
  • Si va a realizar una actividad que requiera concentración, apague o baje el timbre de su celular, para evitar la tentación de contestar si lo llaman.
  • Si es inevitable hacer o contestar una llamada o un mensaje mientras maneja o camina, orille su carro o su bicicleta, deténgase, atienda la charla y no se ponga en marcha de nuevo mientras no termine la conversación. 

Con información de: 

Información relacionada