Amor, amistad y precauciones

20 - Septiembre - 16

Aún no termina el mes del Amor y la Amistad. No deje que el afán por conquistar en línea lo arruine y tome precauciones para usted y sus hijos.

Tips

Aunque las alertas para evitar ser víctima de abusos a través de internet deben estar encendidas permanentemente, hay ocasiones en las que se deben extremar las medidas, porque los corazones están más vulnerables y los cerebros, menos atentos. Un buen ejemplo lo encontramos en septiembre: el mes del Amor y la Amistad.

No se puede negar que en el mundo pululan casos de parejas felices que se conocieron a través de la red. Sin embargo, para que estas historias tengan un desarrollo –y tal vez un final– feliz, lo mejor es estar prevenidos.

Tome sus propias precauciones, pero además esté muy pendiente de las ‘actividades virtuales’ de sus hijos menores, que muchas veces se dejan llevar por la emoción y no miden las consecuencias de conquistar o de ser conquistados en línea.

Así que, para no arruinar su celebración, tenga en cuenta:

  • Sí, a través de las redes sociales y de otras herramientas de internet se pueden conocer personas… pero prefiera tener contacto con aquellas que ya conocía en la ‘vida real’ o con otras referidas por sus conocidos.
  • Si finalmente concreta una cita real con un desconocido, hágalo en un sitio público. Y mejor vaya acompañado por alguien que pueda protegerlo o avisar a las autoridades en caso de necesidad. No vaya a la casa de un extraño ni aborde un vehículo con esa persona.
  • Si decide que su encuentro anónimo será menos romántico con chaperona o testigos a bordo, cuéntele a alguien a dónde va a salir y con quién. Seguramente usted no conoce más datos de su cita que los que ella pone en su perfil, pero ya es un comienzo. Pero, en serio, lo mejor es que no vaya solo (¿lo habíamos mencionado?).
  • ¡Claro! Una primera cita amerita al menos un café o una bebida más fuerte. Pero no es una buena idea aceptar comidas y bebidas de un completo desconocido… mucho menos, la primera vez (incluso, la segunda y la tercera).

Todas las medidas anteriores son efectivas si vienen precedidas que otras conductas que debe tener en cuenta a la hora de relacionarse en la red. Seguramente ya las ha escuchado, pero es mejor que no las olvide:

  • No publique información privada en las redes sociales, ni la comparta a través de correos electrónicos u otras herramientas. Y como privada clasifican su dirección, su teléfono, el nombre de sus familiares, las actividades que realiza a diario, los números de sus documentos de identidad y de sus servicios bancarios…
  • No publique fotografías que puedan revelar información privada. Mucho menos que puedan ser comprometedoras y faciliten que usted se vuelva víctima de un chantaje.

Y si cae en la trampa y el amor de su vida resulta ser un chantajista, no lo piense dos veces para actuar:

  • Cuéntele a su familia lo que pasa. Su círculo de confianza será un gran apoyo para pasar una situación difícil.
  • Notifique a las autoridades pertinentes y denuncie a través del canal de denuncia anónima Te Protejo (www.teprotejo.com).
  • En caso de ser necesario, busque ayuda médica profesional.

 

Con información de:

Información relacionada