Cinco tips para que los niños naveguen más seguros

01 - Junio - 17

La empresa de seguridad Kaspersky presenta algunas claves para que los niños puedan utilizar internet de forma más segura.

recomendaciones

Hoy en día, los niños comienzan a usar gadgets y navegar por internet a una edad muy temprana. La primaria y secundaria son etapas en que los más pequeños obtienen sus propios dispositivos, por lo que a muchos padres les resulta difícil asegurar que sus hijos naveguen  de manera segura. 

Ante todo, es el momento de su primera experiencia con las redes sociales y se entretienen navegando por Internet y viendo contenidos como imágenes y videos. Sin embargo, son más vulnerables y no necesariamente son conscientes de las precauciones que deben tener al momento de navegar en la red.
 
Según una encuesta realizada por Kaspersky Lab y B2B International, más de la mitad de los padres (55%) informó de un aumento en el número de amenazas en línea para sus hijos, y uno de cada tres (30%) admitió sentirse incapaz de controlar lo que su hijo ve o hace en Internet.
 
Uno de los errores más comunes en los que suelen incurrir tanto padres como hijos, es creer que no necesitan de grandes medidas de seguridad, sin tener en cuenta que, además de los virus, existen otras amenazas mucho más peligrosas en la web.
 
“Internet es un medio que cada vez toma más relevancia tanto para adultos como para niños. En ocasiones, incluso son los más pequeños quienes lo utilizan con mayor frecuencia para comunicarse, interactuar y jugar. Sin embargo, el uso por parte de los niños requiere de atención y cuidado por parte de los padres, quienes idealmente deberían fungir como guías sobre el comportamiento adecuado en línea”, comenta Roberto Martínez, Analista de Seguridad de Kaspersky Lab. 
 
Para los expertos, la protección de los niños en línea requiere de un enfoque integral: los padres deben hablar con los niños sobre la seguridad en línea, enseñarles las reglas para mantenerse a salvo y, por supuesto, utilizar soluciones tecnológicas especiales.
 
Kasperky Lab ofrece una serie de recomendaciones para que los padres ayuden a los hijos a disfrutar del mundo en línea, lejos de los peligros digitales, y puedan orientarlos sobre la importancia de la seguridad en línea:

  • Utilice una solución de seguridad robusta. Si aún no lo tiene, es importante instalar un antivirus en los dispositivos que usan los niños. El niño usa Internet para jugar, comunicarse o investigar, y será propenso a hacer clic en todo tipo de enlaces llamativos, entre los cuales podría encontrar amenazas.
     
  • Limite el tiempo de uso con el control parental. Los niños a menudo pierden la noción del tiempo cuando juegan con un dispositivo. Aplicaciones de control parental, como Kaspersky Safe Kids, ofrecen la posibilidad de especificar límites en cuanto al tiempo que se puede utilizar un dispositivo o seleccionar horas específicas en ciertos días de la semana cuando se le permite al niño a permanecer en línea
     
  • Configure el acceso restringido a sitios web con contenido no deseado y explíquele a sus hijos por qué no debe publicar la dirección precisa de su casa o ingresar a redes sociales cuando un lugar. Esto podría ayudar a que los cibercriminales empleen la información con fines delictivos.
     
  • Cuidado con las redes sociales. Según el estudio Connected Kids, elaborado por KasperskyLab e iconKids & Youth, el 44% de los niños de 8 a 16 años están constantemente en línea. Las redes sociales, aplicaciones de chat y sitios de entretenimiento están entre las actividades preferidas de los pequeños, aunque conlleven algunos riesgos que incluyen contenido inapropiado, amenazas financieras y bullying.  Los padres también deben tener en cuenta que los niños deben tener al menos 13 años para crear una cuenta de Facebook e Instagram.
     
  • Enséñeles a sus hijos a decir NO a los desconocidos. Asegúrese de que su hijo entienda que solo debe hacerse amigo de las personas que conoce en la vida real. “En otra época, los niños se divertían con actividades al aire libre y compartían más tiempo junto con sus amigos, interactuaban más. En la actualidad, la dependencia a las redes sociales y el fácil acceso a los contenidos los está atrapando en una mentalidad que deja el mundo digital por encima del real, afectando su bienestar y sus habilidades sociales”, agregó Martinez.


Con información de Kaspersky Labs

Información relacionada